Compartir

Subraya que con el Gobierno de Rajoy los derechos “están mejor regulados y protegidos”

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular ha asegurado que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que prepara el Gobierno no es “más represora” como esgrimen “algunos” partidos y ha reprochado al PSOE que ahora se oponga a esta norma como en su día rechazó reformar el Código Penal que planteaba el cumplimiento íntegro de penas para los terroristas.

“Los mismos que ahora se oponen a garantizar la libertad ciudadana frente a las presiones violentas, son los que se opusieron a la reforma del Código Penal que garantizaba el cumplimiento íntegro de penas”, asegura el PP en un argumentario interno, al que ha tenido acceso Europa Press.

Así, insiste en que si los gobiernos del PSOE hubieran reformado antes el Código Penal no tendrían que ver ahora “cómo salen violadores y terroristas de prisión”. “Ahora se evidencia una vez más su incoherencia: se oponen a la reforma de la ley en puntos que se mantienen invariables respecto a la que aprobaron en el 92”, apostilla.

Los 'populares' subrayan que en una situación en la que están saliendo de prisión “delincuentes”, tras la anulación de la 'doctrina Parot' por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, el Gobierno de Mariano Rajoy “fija medidas para proteger a los ciudadanos dentro de la legalidad”.

DERECHOS “MEJOR REGULADOS”

Según el PP, el objetivo de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana es “reforzar derechos y libertades de los ciudadanos frente a nuevas amenazas”. “Con el Gobierno del PP, los derechos están mejor regulados y protegidos”, añade.

El PP explica, en el citado argumentario, que se trata de una reforma de la ley de 1992 para “actualizarla y mejorarla frente a nuevas amenazas para la seguridad que han evolucionado”. “No se trata de una ley más represora, como dicen algunos”, proclama, para recalcar que faltas que antes se tipificaban como delitos en el Código Penal ahora se sancionarán administrativamente.

“MÁS PROPORCIÓN”, “MÁS PROTECCIÓN” Y “MÁS GARANTÍAS”

Entre las “claves” de la futura Ley de Seguridad, el PP sostiene que ofrecerá “más proporción”, “más protección”, “más derechos”, “más garantías” y “mejor convivencia”. A este respeto, señala que el objetivo de la norma es “erradicar la violencia y las conductas incívicas que ponen en peligro la convivencia pacífica”.

Según el PP, la reforma garantiza el ejercicio de derechos básicos como el de reunión, aislando a los grupos violentos que lo vulneran”. “La nueva ley erradica comportamientos violentos, antisociales, incívicos e insolidarios que ponen en peligro el ejercicio de la libertad de expresión”, resalta.

Los 'populares' destacan que la ley ofrece “más garantías”, ya que, “se limitan y definen mejor la intervención de las Fuerzas de Seguridad del Estado”. Así, indica que se “blindan principios básicos como el de no discriminación y mínima injerencia en situaciones tan delicadas como la identificación de personas”.