Compartir

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

José Gil Martínez, psicólogo municipal de Alcàsser, ha afirmado este lunes que “la herida sigue abierta” en este pueblo valenciano 21 años después del secuestro, violación, tortura y asesinato de las niñas Miriam, Toñi y Desirée y ha pedido a los medios de comunicación que no den voz a Miguel Ricart, el único condenado por el triple crimen.

En una entrevista en la cadena COPE recogida por Europa Press, Gil Martínez ha dicho que el pueblo y, sobre todo, los padres de las niñas están “dolidos y rabiosos” por la salida de prisión de Ricart el viernes pasado como consecuencia del fin de la aplicación de la doctrina Parot.

Ante la posible emisión en televisión de declaraciones de Ricart, el psicólogo de Alcàsser ha advertido de que “poner el micrófono a una persona para que justifique unos asesinatos es aumentar más el dolor de las víctimas”, y ha calificado de “carroñeros” a los medios de comunicación que lo hagan.

En su opinión, la herida por la muerte de Miriam, Toñi y Desirée todavía “sigue abierta” porque al “dolor infinito” que produce la pérdida de un hijo hay que sumarle las circunstancias de su muerte y “cómo se cebaron algunos medios de comunicación”.

Según Gil Martínez, ahora los padres de las niñas sienten “impotencia” e “indefensión” por el hecho de que Ricart ya esté en libertad y “por cómo los medios de comunicación van a alentar y a dar voz” al único condenado por los asesinatos o a “las teorías extrañas que pueda haber respecto al caso”.