Compartir

El consejo, con la excepción de Pemex, respalda la estrategia y la gestión del equipo de dirección

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de Repsol ha valorado “positivamente” el principio de acuerdo alcanzado el lunes entre España, Argentina y México sobre la compensación por la expropiación de un 51% de YPF, y espera que su desarrollo incluya “términos y garantías apropiados para asegurar su eficacia”, informó la compañía.

Tras estudiar el preacuerdo y darle el visto bueno, el consejo ha decidido iniciar “en breve plazo” conversaciones entre el equipo de Repsol y el Gobierno argentino a fin de buscar “una solución justa, eficaz y pronta a la controversia”.

Asimismo, el órgano rector de Repsol ha manifestado “el pleno apoyo” a la estrategia de la compañía y a la gestión que viene desarrollando el equipo de dirección encabezado por Antonio Brufau, “conforme a las mejores prácticas de gobierno corporativo”.

“Todo ello se evidencia tanto en las tasas de crecimiento, como en resultados positivos y en rentabilidad de la acción, y confirma el refrendo que los accionistas les vienen prestando por inmensa mayoría a través de su votos en las Juntas Generales”, añadió.

Tan sólo Pemex ha votado en contra de este punto relativo al “pleno apoyo” a la estrategia de la compañía y a la gestión de la directiva de la petrolera.

Como parte del proceso, y para atender a las exigencias que plantea “la complejidad propia de un asunto tan relevante y responder a los términos y garantías apropiados para asegurar su eficacia”, la petrolera española contratará a un banco de inversión internacional para “apoyar al equipo” encargado de participar en el proceso de concreción del acuerdo y “facilitar una conducción profesional del proceso”.

PREACUERDO CON ARGENTINA.

De esta manera, el consejo de Repsol ha dado luz verde al preacuerdo alcanzado el pasado lunes en Buenos Aires en la reunión entre altos directivos de la empresa, así como los primeros espadas de La Caixa, Isidro Fainé, YPF, Miguel Galuccio, y Pemex, Emilio Lozoya, además del ministro de Industria, José Manuel Soria, y el ministro argentino de Economía, Axel Kicillof.

Este preacuerdo, en línea con la propuesta recogida en un papel que entregó el propio Brufau a Soria para que el ministro lo trasladase en su reciente viaje a México a la cúpula de Pemex,

incluye el pago de 5.000 millones de dólares (3.700 millones de euros) en bonos soberanos argentinos, sin que exista una compensación en activos materiales.

DIVIDENDO.

Asimismo, Repsol ha aprobado el pago de una retribución a los accionistas en el marco del Programa Repsol Dividendo Flexible y en sustitución del que hubiese sido el tradicional dividendo a cuenta del año 2013, equivalente a 0,5 euros bruto por acción, bajo la fórmula del 'scrip dividend'.

Este punto estará sujeto a los correspondientes redondeos de conformidad con las fórmulas previstas en el acuerdo de la Junta General Ordinaria de Accionistas.