Compartir

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha anunciado este lunes que la conferencia de paz sobre Siria de 'Ginebra 2' se celebrará finalmente el próximo 22 de enero y en ella se espera sentar en la misma mesa al régimen de Bashar al Assad y a las fuerzas opositoras que luchan para derrocarle.

A través de su portavoz, Ban ha indicado que convocará la esperada conferencia para “sentar en la mesa de negociación al Gobierno sirio y la oposición por primera vez desde el inicio del conflicto sirio” y ha agradecido a Rusia y Estados Unidos, países promotores del encuentro, así como al enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, “por su duro trabajo que nos ha llevado a este punto”.

“Iremos a Ginebra con una misión de esperanza. La conferencia de Ginebra es el vehículo para una transición pacífica que cumpla con las aspiraciones legítimas de todos los sirios de libertad y dignidad y que garantice la seguridad y la protección a todas las comunidades en Siria”, ha afirmado el portavoz de Ban en un comunicado.

El objetivo de este encuentro, ha explicado, será la creación de “un órgano de gobierno transitorio con plenos poderes ejecutivos, incluido sobre los cuerpos militares y de seguridad”, como se acordó en la primera cita internacional en Ginebra en junio de 2012.

Ban espera que los representantes del Gobierno sirio acudan sabiendo que éste es el objetivo y “con la seria intención de acabar con una guerra que ya ha dejado más de 100.000 muertos, casi 9 milones de desplazados, así como incontables desaparecidos y detenidos”, ha indicado su portavoz.

Por otra parte, el secretario general de la ONU confía en que todos los socios regionales e internacionales respaldarán “negociaciones constructivas”.

“Todos deben mostrar visión y liderazgo” y deben trabajar para “ayudar a que la conferencia de Ginebra sea un éxito” para lo que pueden contribuir fomentando un alto el fuego, acceso humanitario, la liberación de detenidos o el regreso de los millones de refugiados, ha reclamado Ban.

El secretario general considera que “el conflicto en Siria ha durado demasiado tiempo, sería imperdonable no aprovechar esta oportunidad para poner fin al sufrimiento y la destrucción que ha causado”.