Compartir

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Las incautaciones de bienes y divisas no declaradas en el paso fronterizo de Gibraltar por parte de la Guardia Civil ascendían a 7.967.701 euros entre enero y agosto de 2013, según los últimos datos de los que dispone el Gobierno.

Si hasta junio esas incautaciones representaban un valor de 6,1 millones de euros, en julio y agosto fueron de 1,8 millones de euros. En esos dos meses de verano, la Guardia Civil detuvo a un total de 43 personas por contrabando, estafa, falsedad documental, quebrantamiento de condena, atentado contra agente de la autoridad y delito contra la seguridad vial, entre otros.

Todos estos datos los ha aportado por escrito el Ejecutivo en diversas respuestas parlamentarias. En ellas, el Gobierno sostiene que España está “obligada” a realizar esos controles al no estar Gibraltar dentro del espacio europeo sin fronteras Schengen, ni ser territorio aduanero comunitario y al no aplicarse en consecuencia la libre circulación de mercancías y no aplicarse tampoco el régimen común del IVA.

“Son controles de documentación de naturaleza policial y aduanera de las personas, vehículos y mercancías, plenamente adecuados al Código de Fronteras Schengen” e “irrenunciables” para España “en ejercicio de sus responsabilidades ante el conjunto de la Unión Europea”, explica el Gobierno.

Y se realizan “exclusivamente” –asegura– con el fin de garantizar el cumplimiento “estricto” de la legislación española y comunitaria, “conforme a los principios de aleatoriedad, proporcionalidad y no discriminación, sin obedecer a ningún tipo de motivación política”, como denunció Reino Unido después de que a finales de julio España reforzara los controles tras el lanzamiento por parte de Gibraltar de más de 70 bloques de hormigón en la Bahía de Algeciras.

Los controles –añade el Ejecutivo– son “irrenunciables” para España “en ejercicio de sus responsabilidades ante el conjunto de la Unión Europea, ya que resultan especialmente necesarios en una zona en la que son frecuentes los tráficos ilícitos de todo tipo”, como el contrabando de tabaco.

De hecho, las incautaciones de tabaco se han multiplicado por seis desde 2008 hasta sumar en 2012 981.085 cajetillas. En los últimos cinco años, el tráfico ilegal no ha parado de aumentar: en 2009, 194.560 paquetes incautados; en 2010, 300.401, y en 2011 fueron 778.941. Sólo entre 2010 y 2012 las aprehensiones aumentaron en un 213 por ciento, según datos del Ejecutivo español a los que ha tenido acceso Europa Press.

FUMAR MÁS DE 180 PITILLOS AL DÍA

Para absorber toda la cantidad de tabaco que entró en el Peñón en 2012 cada gibraltareño –incluido niños, ancianos y embarazadas– tendría que fumar más de 180 cigarrillos al día.

Estas proporciones de tabaco en la colonia desorbitadas han servido de base al Gobierno español para explicar ante Bruselas la pertinencia de los controles que realiza en la Verja y que las autoridades gibraltareñas, con el apoyo de Reino Unido, denunció ante la Comisión Europea.

Lejos de la intención de Londres, Bruselas ha pedido a Reino Unido que las autoridades gibraltareñas luchen de manera más eficaz contra el contrabando de tabaco, aunque también ha pedido a España que intente agilizar los controles en la Verja.