Compartir

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido a 21 personas 'in fraganti' por copiar tarjetas de crédito en nueve cajeros del centro de la ciudad, en zonas turísticas y concurridas, donde colocaban un discreto sistema para grabar el código de seguridad.

El intendente portavoz de la Urbana, Carles Reyner, y el inspector Benito Granados han informado en rueda de prensa de que todos los detenidos, procedentes de Europa del Este y que vivían en hoteles de la ciudad, han sido pillados cuando colocaban o retiraban el dispositivo, y en un caso cuando copiaban datos en un coche.

El sistema para clonar las tarjetas consta de dos instrumentos: una microcámara para filmar el teclado cuando se introduce el código de seguridad y un lector magnético para copiar los datos de la tarjeta bancaria.

Llegaron a copiar 50 tarjetas en uno de los cajeros estafados, en la Ronda Sant Pere, pero de media en cada cajero se han copiado entre 10 y 30 tarjetas de clientes, que gracias a la detención se ha evitado que se les estafe.

Reyner ha explicado que han detectado desde principios de año un aumento de esta práctica llamada 'skimming' en Barcelona, porque la adquisición de la cámara y la banda magnética para clonar son mucho más asequibles, por lo que “la facilidad de encontrar los medios técnicos hace que haya riesgo de que se extienda esta práctica”.