Compartir

CÁDIZ, 19 (EUROPA PRESS)

El bufete de abogados que representa al torero José Antonio Canales Rivera ha asegurado este martes que el diestro “se vio abocado a utilizar elementos de seguridad como la 'serreta viva' para no caer del caballo que montaba y que inexplicablemente se enfureció”. Esta actuación le provocó las heridas al equino por las que a su defendido se le ha impuesto una sanción de 600 euros por maltrato animal.

En un comunicado, el bufete Pedro Pérez Rodríguez Abogados argumenta que “el uso de elementos de seguridad y control del caballo como la 'serreta viva' y el llamado 'bocao' fue ineludible para frenar la alocada carrera del equino, que se encontraba fuera de control, como se hizo constar en el atestado que efectuó el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil”.

Para finalizar, destaca que José Antonio Canales Rivera “es un reconocido jinete, gran conocedor y muy amante de los caballos, por lo que sería un absurdo contrasentido que maltratase de forma voluntaria a cualquiera de los equinos que constituyen en gran medida su pasión personal y su estilo de vida”.

Finalmente, advierte de que se reserva el derecho de iniciar acciones penales contra aquellos que acusen al diestro “calumniosamente” de una conducta delictiva.