Compartir

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Lleida, Àngel Ros, y el diputado socialista en el Parlament Joan Ignasi Elena –cabezas visibles del sector crítico del PSC– han reconocido su derrota en el Consejo Nacional Extraordinario de este domingo, y no han cerrado la puerta a votar de forma distinta a sus compañeros de partido en el Parlament.

En declaraciones a los periodistas desde la sede del PSC, una vez finalizado el Consell Nacional, tanto Ros como Elena han asegurado que su derrota era “previsible”, y han asegurado que el debate sobre cómo debe posicionarse el grupo socialista en el Parlament ante el acuerdo que han alcanzado CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP se producirá más adelante.

Tanto Elena como Ros han destacado que, oficialmente, aún no está encima de la mesa la resolución que han acordado estas fuerzas en el Parlament, por lo que han señalado en varias ocasiones que se posicionarán sobre ella “cuando toque” y que ésta no era la finalidad del Consejo Nacional Extraordinario de este domingo.

Según Elena, el PSC debe ser coherente con sus compromisos –en alusión al programa electoral, donde se defendía una consulta pactada y acordada por el Estado– y ha agregado que él actuará en función de cómo sea la propuesta que CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP presenten en el pleno del Parlament.

“Veremos qué propuesta de resolución hay encima de la mesa y en función de esto, actuaremos”, ha agregado Elena, que ha recalcado en varias ocasiones que él no se siente desautorizado por su partido.

En esta línea, Ros ha dicho que hará falta analizar el texto que presenten CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP en el marco del grupo parlamentario y que, “teniendo en cuenta la resolución aprobada por el Consejo Nacional”, los diputados decidirán su posicionamiento.

RESULTADO “PREVISIBLE”

Ros ha asegurado que la derrota de los críticos era “previsible teniendo en cuenta la correlación actual del Consejo Nacional” pero ha asegurado que para el partido, el debate que se ha producido es enriquecedor.

Pese a que en el Consejo Nacional se han evidenciado diferencias de “enfoque estratégico”, Ros ha precisado que el debate que se ha producido es positivo porque se transmite a la opinión pública que el PSC es un partido plural, con un funcionamiento estrictamente democrático.

Después de que el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha lamentado en su discurso el ruido que hacen los críticos, Elena ha dicho: “Somos responsables políticos de defender nuestras posiciones y esto no es hacer ruido. Es hacer política”.