Compartir

Sus autores informan de una pérdida mundial de 2,3 millones de kilómetros cuadrados de bosque entre 2000 y 2012 y una ganancia de 800.000 kilómetros cuadrados de bosque nuevo, lo que significa que hay 1,5 millones de kilómetros cuadrados menos de superficie forestal que hace 12 años.

Este trabajo, publicado en la edición digital de este jueves de 'Science' y realizado por 15 investigadores universitarios, del Gobierno estadounidense y de Google, permite entender mejor los cambios forestales humanos y naturalmente inducidos y las implicaciones locales y globales de estos cambios en los sistemas naturales y sociales, medioambientales, económicos y de otro tipo, según sus autores.

En general, los trópicos son el único dominio climático que muestra una tendencia, con un aumento de la pérdida de bosques de 2.101 kilometros cuadrados por año. La bien documentada reducción de la deforestación de Brasil en la última década fue más que compensada por el aumento de la pérdida de bosques en Indonesia, Malasia, Paraguay, Bolivia, Zambia, Angola y otros países.

Los investigadores vieron que la tasa de perturbación de los bosques tropicales de América del Norte, en el sureste de Estados Unidos, fue cuatro veces mayor que la de las selvas tropicales de América del Sur durante el periodo de estudio. Así, más del 31 por ciento de la cubierta forestal del sureste de Estados Unidos se pierde o vuelve a crecer.

A escala nacional, Paraguay, Malasia y Camboya registran las tasas más altas de pérdida de bosques, siendo el primero el país con la mayor proporción de bosques perdidos, lo que indica una dinámica e intensiva deforestación. Indonesia registró el mayor incremento en la pérdida de bosques, más del doble de su pérdida anual durante el periodo de estudio, con casi 20.000 kilómetros cuadrados en 2011-2012.

DECRECE LA PÉRDIDA FORESTAL EN BRASIL

El estudio confirma que los esfuerzos por reducir los espacios despejados de selva de Brasil, que ha sido responsable de la mayor parte de la deforestación tropical en el mundo, han tenido un efecto significativo. Brasil mostró la mayor disminución en la pérdida anual de bosque por países, reduciendo a la mitad la pérdida anual media de bosque, desde un máximo de aproximadamente 40.000 kilómetros cuadrados en 2003-2004 a 20.000 kilómetros cuadrados en 2010-2011.

“Este es el primer mapa de cambio de los bosques que es globalmente consistente y relevante a nivel local”, dice el líder del equipo y autor principal del artículo, Mateo Hansen, profesor de Ciencias Geográficas de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

“Las pérdidas o ganancias de cubierta forestal determinan muchos aspectos importantes de un ecosistema, como la regulación del clima, el almacenamiento de carbono, la biodiversidad y el suministro de agua, pero hasta ahora no ha habido manera de obtener datos detallados y precisos, basados “en información de los satélites y fácilmente disponibles sobre el cambio de la cubierta forestal a escala local y global”, dijo Hansen.

Hansen, junto al investigador asociado de la UMD Petr Potapov y otros cinco expertos en Ciencias Geográficas de la Universidad de Maryland, se basaron en la experiencia de décadas del centro universitario en el uso de datos de satélites para medir los cambios en los bosques y otros tipos de cubiertas terrestres.