Compartir

Cree que “sería muy precipitado” que haya una resolución del Supremo a principios de 2014

CÓRDOBA, 14 (EUROPA PRESS)

La nueva letrada de José Bretón, Bárbara Royo, ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) el anuncio de que recurrirá ante el Tribunal Supremo (TS) la sentencia que condena a su cliente a 40 años de prisión por el asesinato de sus hijos, Ruth y José, en octubre de 2011 en Córdoba, y en dicho anuncio alega infracción de ley, infracción del precepto constitucional y quebrantamiento de forma en este caso.

Así lo ha manifestado a Europa Press la nueva abogada de Bretón, quien detalla que ya ha presentado en el TSJA el anuncio para presentar recurso de casación al Supremo, y ahora espera a que el TSJA responda para formalizarlo, todo ello en un plazo que “suele ser breve”, aunque cree que “sería muy precipitado” que haya una resolución del Supremo a principios del próximo año 2014.

En concreto, en dicho escrito al Alto Tribunal andaluz puntualiza “todos y cada uno de los argumentos” que va a esgrimir cuando formalice el recurso en el Supremo, si bien no se desarrollan los puntos, solo se anuncian, y entre ello destaca que mantendrá la vulneración de derechos fundamentales, con la infracción del precepto constitucional, la infracción de ley y el quebrantamiento de forma.

Mientras tanto, detalla que la celebración de un nuevo juicio dependerá “de qué motivo se estime y cómo se estime”, puesto que “en la infracción de ley y precepto constitucional, lo único que cabría sería una sentencia dictada por el Tribunal Supremo sin repetición de juicio”, aunque subraya que en el caso de “quebrantamiento de forma se podría repetir el juicio, o incluso alguna nulidad”, pero, resalta, “depende del motivo que se estime”.

Mientras, comenta que prevé visitar la próxima semana a Bretón en la cárcel de Villena (Alicante) y precisa que solo llevará por el momento la causa principal en la que se encuentra inmerso su cliente, pese a que tiene otra pendiente en Huelva, concretamente en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1, en la que está acusado por un delito de malos tratos psíquicos habituales en el ámbito familiar contra su ya exmujer, Ruth Ortiz, y en la que ya no le representa su anterior letrado, José María Sánchez de Puerta.