Compartir

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha subrayado este martes que las cuentas de su departamento previstas en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 se basan en la “austeridad, la exigencia y el realismo” y que permitirán a España “superar definitivamente la crisis”.

Durante su intervención ante el Pleno del Congreso, el titular de Hacienda ha recordado que las cuentas de su departamento son “un resorte más” del Estado para conseguir que el país vuelva a crecer y crear empleo cuanto antes”, y se ha mostrado convencido de que España “ya está a las puertas de que haya una creación de empleo”, con datos positivos de afiliación a la Seguridad Social a partir de la primavera.

“Estamos abriendo una nueva etapa para poder decir que, definitivamente, la crisis económica, la más larga y penosa en términos de destrucción de puestos de trabajo, está a punto de finalizar. Estamos muy cerca de que finalice, y estos nuevos Presupuestos no son otra cosa que instrumentos puestos a disposición de la ciudadanía para superar definitivamente la crisis y poder decir que España hace las tareas que le corresponden y que está a la altura de las circunstancias en la devolución de la confianza que merece la sociedad”, ha añadido.

INSISTIR EN LA CONSOLIDACIÓN FISCAL

Pese a estos buenos augurios, Montoro ha insistido en que hace falta perseverar en la consolidación fiscal y seguir apostando por la reducción del gasto público para poder afrontar el crecimiento “ineludible” de algunas partidas como la de pensiones o prestaciones por desempleo.

“El esfuerzo que se pide a los ministerios es una tarea inferior a la de los ejercicios precedentes pero en consonancia con la política de consolidación fiscal de esta legislatura”, ha reconocido el ministro, cifrando el gasto de su departamento en 2.354,3 millones de euros, a los que habrá que sumar la cantidad que requiera el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Con respecto al gasto en personal, Montoro ha señalado que cae un 2% hasta 588 millones de euros gracias a la reducción del personal funcionario por jubilaciones y por la disminución de plazas de las ofertas de empleo público. Así, ha cifrado en 1.400 millones los funcionarios menos que hay en el conjunto del grupo de Hacienda y la reducción en 150 personas del personal laboral.

Asimismo, se mantendrán los límites a la contratación de personal, aunque el año próximo se permitirá “reasignar efectivos del sector” aunque se avanzará en recuperar parte de los días de libre disposición –los llamados 'moscosos'– que los funcionarios perdieron en julio de 2012, “habida cuenta de que hay que reconocer el gran esfuerzo de los funcionarios, que están ayudando a que la recesión esté quedando atrás y a que los tiempos que vienen sean de crecimiento y creación de empleo”.

OTRAS PRIORIDADES

Con respecto a la Agencia Tributaria (AEAT), el ministro ha señalado que se seguirá aplicando “de forma rigurosa” el sistema fiscal para conseguir una “adecuada recaudación” y una vigorosa lucha contra el fraude.

En relación con las políticas de Administraciones Públicas, Montoro se ha comprometido a seguir ayudando a las administraciones territoriales a financiar los servicios públicos de las comunidades autonómicas y corporaciones locales que “por sí mismas no pueden acudir a financiar su déficit en los mercados financieros”.

Finalmente, Montoro ha avanzado que el año próximo se creará una Central de Información Pública que dará información económico-financiera de las administraciones públicas para “avanzar en la transparencia y en la confianza en la información, y para mejorar la calidad y contenido de la misma, incrementando su interoperabilidad, evitando duplicidades en publicaciones y reduciendo tiempos de búsqueda”.

Además, se continuará trabajando en las actividades de gestión que pueden coordinarse o unificarse, como por ejemplo las compras centralizadas, y la Intervención General del Estado creará y mantendrá un inventario de los entes del sector público para “incrementar y perfeccionar la información y mejorar su ordenación y tratamiento”.

“MODERACIÓN, SEÑOR MINISTRO”

Frente a estos pronósticos halagüeños, el portavoz de Hacienda del PSOE, Pedro Saura, ha pedido “moderación, prudencia y rigor” al ministro para “no ofender a los españoles” con sus afirmaciones de que ya se ha salido de la crisis, cuando las políticas del Gobierno “consisten fundamentalmente en incrementar las desigualdades, no crear empleo y deprimir aún más el Estado del Bienestar”.

Además, ha criticado tanto las desviaciones de años anteriores con respecto a las previsiones económicas, que prevé se reproduzcan el año próximo, como las subidas de impuestos y la falta de lucha decidida contra el fraude fiscal.

Por su parte, Laia Ortiz, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) cree que las cuentas de Hacienda son las más representativas de la “estrategia del Gobierno de utilizar la crisis y la austeridad para adelgazar el Estado, desmontar servicios públicos, empeorar las condiciones laborales de los funcionarios y recentralizar”, mientras que aplican unos “recortes deshumanizados” y unas políticas que “han generado más paro y más recesión”.

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha criticado que el Gobierno aplique la “mayor subida de impuestos de la Historia” con el mantenimiento de prórrogas que se anunciaron como temporales en impuestos “regresivos” y sin que “a mitad de legislatura aún se haya visto la reforma fiscal”. Además, ha criticado el deterioro en el Estado del Bienestar mientras se sufragan la “burbuja administrativa”, el gasto superfluo y el “masivo rescate” de las administraciones territoriales “sin la suficiente condicionalidad o exigencia de responsabilidad”.

El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha criticado al PP por no aceptar ninguna enmienda de la oposición para propiciar “un clima político de diálogo, pacto y transparencia” en el marco de un debate democrático, y ha reclamado a Montoro que aclare si a final de año va a llegar a Cataluña “hasta el último euro” para poder tanto pagar todas las facturas pendientes con proveedores como cumplir el objetivo del déficit.

CULTURA DE LA RESPONSABILIDAD

Finalmente, la portavoz 'popular' de Hacienda, Ana Madrazo, ha defendido que con este Ejecutivo se está “pasando de la irresponsabilidad de que el dinero público no es de nadie a la responsabilidad de que el dinero público es de todos los españoles” y debe ser administrado “de manera eficiente”.

“Y eso no es merma de la calidad de los servicios públicos, sino eliminar gastos innecesarios, no gastar más sino mejor y administrar los recursos públicos como si fueran los nuestros, porque lo son. El PP está dando la vuelta a la situación crítica que dejó el PSOE. Ustedes llaman recortes a la austeridad y al no despilfarro, por aquello de difama que algo queda. Pero nosotros le llamamos responsabilidad”, ha concluido.