Compartir

Desde 2011 han arrestado a 25 personas vinculadas al grupo e intervenido 4.000 kilos de hachís

TARRAGONA, 11 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a 11 miembros de un grupo de narcotraficantes afincado en Reus (Tarragona) que presuntamente se dedicaba a introducir hachís desde Marruecos a España por vía marítima, y después a países europeos como Francia, Italia y Bélgica en coches de lujo.

Según ha informado este lunes el Instituto Armado, la organización se dedicaba al transporte, almacenaje y distribución de la droga, que trasladaba a Europa con el método conocido como 'Go fast', que consiste en utilizar coches de alta gama que circulan a gran velocidad por vías rápidas precedidos por un vehículo lanzadera.

En la operación 'Hermandad' han detenido a 11 personas de nacionalidad marroquí, entre ellos el integrante “más destacado de la organización”, y han intervenido 85 kilos de hachís en varios zulos en una finca agrícola en las afueras de Reus, además de 13.500 euros en efectivos, tres vehículos, una pistola con dos cargadores y munición.

La investigación se inició con la intervención de la Guardia Civil de Tarragona en marzo de 2011 de un turismo en la autopista AP-7 que circulaba con 60 kilos de hachís, por lo que detuvo a los dos ocupantes.

Tras investigar la documentación intervenida en este golpe policial, descubrieron que estos detenidos tenían vínculos con otro grupo afincado en Reus y que ya estaba siendo vigilado por el Equipo de Delincuencia Organizada del Instituto Armado.

ENTRAMADO DELICTIVO

Entonces la Guardia Civil detectó un entramado delictivo asentado en Catalunya y con conexiones con Francia, Italia y Bélgica que distribuía grandes cantidades de hachís a terceros clanes, cuyo jefe vivía en Reus y tenía una persona de confianza responsable de la comercialización de la droga.

La organización realizaba transportes regulares de hachís desde Marruecos y Andalucía a Catalunya por vía marítima o terrestre, y después en 'Go fast' hasta distintos países europeos, todo coordinado por el jefe, que centraba su actividad en Holanda, Reus y Marruecos y que contaba, según la policía, de un grupo activo de 20 integrantes en la localidad tarraconense.

Fruto de esta investigación iniciada en 2011 se ha detenido en total a 25 personas –cuatro de ellas en Francia– y se han aprehendido 4.207 kilos de hachís: 1.294 en Francia y 2.229 en alijos en la costa de Tarragona.

A los detenidos se les imputa los delitos de tráfico de drogas, integración en organización criminal y tenencia ilícita de armas, y se les puso a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de Reus.