Quantcast

Piden un “gran pacto nacional” de horarios para lograr la conciliación

ZARAGOZA, 6 (EUROPA PRESS)

La octava edición del Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles ha finalizado este miércoles sus sesiones reclamando “un gran pacto nacional” para conseguir “que las buenas palabras se conviertan en hechos” y se avance, de este modo, en la conciliación de la vida laboral, familiar y personal dado que, además, unos horarios racionales mejoran la productividad de las empresas.

El presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, Ignacio Buqueras, la presidenta del Gobierno aragonés, Luisa Fernanda Rudi, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno Bonilla, la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, Carmen Quintanilla, y la vicepresidenta primera de las Cortes de Aragón, Rosa Plantagenet-White, han clausurado los debates del congreso, celebrados este martes y miércoles en el edificio Paraninfo de Zaragoza.

Buqueras ha subrayado que el debate sobre la racionalización de horarios “es un tema necesario” y ha deseado que éste “sea el último congreso” que se organiza sobre esta cuestión, “porque querrá decir que dejamos de ser una singularidad en Europa” en materia de horarios.

En la clausura, se ha acordado reclamar que España adopte ya el huso horario que le corresponde conforme a su situación geográfica –meridiano de Greenwich–; que las administraciones, empezando por el Gobierno de España, cumplan con el Plan Concilia y con la resolución de 28 de diciembre de 2012 de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas que señala que la jornada laboral debe finalizar a las 18.00 horas; y que las televisiones públicas y privadas finalicen sus programas de máxima audiencia a las 23.00 horas, al igual que los espectáculos.

Asimismo, en las dos jornadas de debate se ha incidido en la necesidad de avanzar en la conciliación con el acuerdo de los agentes sociales, organizaciones empresariales y sindicales, reivindicándola en la negociación colectiva; se debe priorizar la eficiencia sobre la presencia en el puesto de trabajo, potenciar una cultura de la productividad y flexibilizar la gestión del tiempo de trabajo.

Otras de las conclusiones de las mesas redondas indican que la flexibilidad en los horarios laborales es una “vía segura” para mejorar la productividad y la competitividad de las empresas.

ÉTICA DEL TIEMPO Y DE LA IGUALDAD

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha comentado que “mientras regalamos tiempo a nuestra profesión, perdonamos tiempo en nuestras casas”, priorizando el trabajo a costa de “robar tiempo a nuestra vida personal. No valoramos en su justa medida nuestro propio tiempo”, ha opinado.

“Nuestra sociedad carece de esa ética social para respetar nuestro tiempo y el de los demás”, ha valorado, para apostar por difundir una “pedagogía social” sobre esta ética del tiempo. En este mismo sentido, ha lamentado que “se antepone la disponibilidad al talento, la estética de la presencia –en el trabajo– a la productividad”.

Asimismo, ha deseado implantar una “ética de la igualdad” y, por ello, el Ministerio ha diseñado una batería de acciones que facilitarán la conciliación de la vida laboral y familiar, mediante un plan integral de apoyo a las familias, que se presentará a principios del próximo año 2014, premiando acciones positivas en las empresas.

Se pondrán en marcha nuevas prácticas y “en diciembre de este año vamos a lanzar una experiencia piloto sobre nuevos planes de conciliación, para lo que hemos elegido doce localidades españolas” en el que el Ministerio, con la Federación Española de Municipios y Provincias y con los agentes sociales “vamos a intentar allanar el camino que nos permita llegar a esos planes de conciliación”.

Al conjunto de estas acciones se dedicará 1,5 millones y se impulsarán medidas como el fomento de guarderías en zonas industriales, acuerdos para la regularización de horarios, formación y sensibilización, “nuevas herramientas que posibiliten que cada vez estemos más cerca de esa anhelada conciliación entre mujeres y hombres, porque racionalizar horarios es conciliar, corresponsabilizar y desarrollar una vida profesional, personal y familiar que sea plena y satisfactoria no sólo para el individuo sino para el conjunto de la sociedad”.

COMPROMISO DE RAJOY

La presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso, Carmen Quintanilla, ha resaltado el compromiso del grupo parlamentario del PP para poner en marcha medidas de “conciliación y de corresponsabilidad” y ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “ha querido” que en esta legislatura la comisión aborde, durante siete meses, este debate, de forma que ahora “se elevará un informe” con las conclusiones.

Quintanilla ha detallado que en estos encuentros se ha analizado cómo son los horarios españoles con respecto al resto de Europa, “con el compromiso de racionalizar los horarios” mediante la organización de los tiempos de trabajo, algo que debe estudiar “cada empresa”.

Iniciativas como el teletrabajo, que recoge la reforma laboral, favorecen la conciliación, ha apreciado, para remarcar la “importancia de volver al huso horario anterior a 1942”. También se plantea ampliar los permisos de paternidad, de 15 días, hasta un mes e, incluso, igualarlos a los de maternidad, con 16 semanas.

“Hablar de conciliación es hablar de rentabilidad, de igualdad, de productividad y riqueza económica para las empresas” y, ha agregado, “desde lo legislativo ya estamos trabajando para que esta asignatura pendiente pueda ser una realidad”.

“GRAN REPERCUSIÓN”

Por último, la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha iniciado su intervención bromeando al comentar que la hora de celebración de la clausura del congreso (en torno a las 13.45 horas) “no es muy europea”, para elogiar la “gran repercusión” que ha alcanzado este evento.

Luisa Fernanda Rudi ha planteado que racionalizar los horarios “debe empezar por conciliar” la vida personal y familiar con la laboral, por fomentar la igualdad “y la corresponsabilidad”, afrontando el reto de cambiar las costumbres de la sociedad, siempre siendo “prudentes” con estos cambios.

Rudi ha observado que algunas compañías ya han adoptado medidas en este sentido y ha abogado por “sensibilizar” a empresas y sindicatos, si bien ha admitido que impulsar estas acciones “seguramente es más fácil” en grandes empresas o en la administración, aunque en las pequeñas “es mucho más complicado, pero todo lo que sea avanzar es positivo”, ha concluido.

Comentarios de Facebook