Compartir

BILBAO, 6 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que el Ejecutivo autónomo cumplirá los compromisos adquiridos con PSE-EE y PP en el acuerdo fiscal y que atañen a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma Vasca para 2014, pero que también tienen “los brazos abiertos” y “una postura abierta” para atraer a EH Bildu al acuerdo.

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Erkoreka ha afirmado que el Gobierno vasco ya ha mantenido contactos con los grupos de la oposición para explicarles los pormenores del proyecto de presupuestos que.

Así, ha asegurado que, tras las comparecencias de los consejeros para presentar los presupuestos de sus departamentos, que se están llevando a cabo entre el martes y miércoles de esta semana, “y en la medida en la que nos lo pidan los grupos de la oposición, nosotros estaremos dispuestos a dar todos los datos que haya que dar y aceptar sus planteamientos o propuestas, si valen para mejorar los presupuestos o para lograr su apoyo”.

En este sentido, ha explicado que, en el acuerdo fiscal que lograron con el PSE-EE, la condición de los socialistas fue que, “en la medida en que se incluyan todas las condiciones previstas en ese acuerdo, ellos iban a dar por buenos los presupuestos”.

“Ahora lo están comprobando, pero ya se han dado cuenta de que todos esos compromisos están incluidos en los presupuestos, y si no lo están en algún punto, estamos dispuestos a hacer el esfuerzo necesario para lo sean”, ha señalado.

Del mismo modo, el portavoz del Ejecutivo autónomo ha afirmado que el PP se encuentran “en la misma línea” que el PSE-EE, aunque, “como con ellos hemos hablado menos hasta ahora, todavía tenemos trabajo por delante durante las próximas semanas”.

En cuanto a EH Bildu, Erkoreka ha indicado que, al no haber firmado el acuerdo fiscal, “es lógico, por lo menos en principio, que esté más alejado del presupuesto y que su primera postura sea más critica al respecto”, aunque ha asegurado que el Gobierno vasco está dando “las mismas explicaciones a todos en el Parlamento”, y que su postura es “abierta” respecto a la coalición soberanista.

“Quiero decir que cumpliremos los compromisos adquiridos en el acuerdo con PSE y PP, y a partir de ahí, tenemos los brazos abiertos y una postura abierta para atraer a EH Bildu al acuerdo, en la medida de lo posible. Pero eso no sólo está en nuestra mano, porque EH Bildu también debe mostrar una postura favorable, y, por lo menos hoy por hoy, no parece que esté dispuesta a eso”, ha explicado.

PLAN DE PAZ Y CONVIVENCIA

Por otro lado, Josu Erkoreka ha admitido que “no va a ser fácil” llegar a acuerdos con los partidos de la oposición en torno al Plan de Paz y Convivencia que el Gobierno vasco tiene previsto aprobar a finales de mes, “porque sabemos que las posturas de unos y otros respecto al diseño de la paz y la convivencia son muy diferentes”.

Por ello, el portavoz del Ejecutivo autónomo ha señalado que el objetivo debe ser que “el acuerdo se materialice o se logre al final del camino, y no al principio, porque, si como condición pusiéramos que haya acuerdo al principio, seguramente estaríamos negando el proceso”.

“El Gobierno vasco está trabajando con ese planteamiento y así va a continuar durante los próximos meses y años, porque, probablemente, esta cuestión no será de unos meses, sino de toda la legislatura”, ha asegurado.

NUEVO ESTATUS

Asimismo, Erkoreka ha reiterado que la postura del Ejecutivo autónomo respecto a un nuevo estatus político y jurídico para Euskadi es que ese debate se debe llevar a cabo durante la actual legislatura, “por un lado, porque este Parlamento es verdaderamente representativo, ya que las principales sensibilidades políticas están representadas, y por otro, porque el debate sobre el autogobierno está totalmente abierto en todo el mundo, como se ve en los casos de Escocia o Cataluña, y otros que hay en el resto de Europa y el mundo”.

Además, ha señalado que incluso los partidos a nivel estatal están debatiendo sobre el futuro del modelo autonómico del Estado, ya que, “el PSOE plantea modificaciones en la Constitución, UPyD también plantea numerosos cambios, y el mismo PP está tomando decisiones a diario en Madrid que modifican el modelo de estado autonómico”.

“Por lo tanto, este es el momento para acometer esta cuestión, porque sería asombroso que, con un Parlamento verdaderamente representativo, y cuando en todo el mundo está de actualidad el debate sobre autogobierno, el único que no tenga nada que decir sea el Parlamento vasco”, ha concluido.