Quantcast

Inéditos de Chagall o Matisse entre los 1.400 cuadros robados por los nazis recuperados en Alemania

BERLÍN, 5 (EUROPA PRESS)

Un total de 1.401 obras de pintores de todas las épocas, entre ellas varias inéditas de artistas como Marc Chagall o Henri Matisse, componen el hallazgo realizado en una vivienda de Munich y que procederían de obras que fueron sustraidas por los nazis, según han informado este martes a las autoridades alemanas.

Según ha explicado el jefe de la oficina del fiscal en Ausgburg, Reinhard Nemetz, en el piso de Cornelius Gurlitt fueron halladas el marzo del año pasado 121 obras enmarcadas y otras 1.285 sin enmarcar.

La investigación llevada a cabo desde entonces ha permitido encontrar “pruebas concretas” de que algunas de las obras fueron incautadas por los nazis a sus propietarios o fueron declaradas como “degeneradas”. Sin embargo, según Nemetz, no está claro por el momento si se ha cometido algún delito.

Por su parte, el conservador Meike Hoffman, que se ha encargado de elaborar un catálogo de la colección, ha explicado que algunos de los cuadros estaban sucios pero no habían resultado dañados en este tiempo. El experto se ha mostrado emocionado con el hecho de que se puedan contemplar “obras que estaban perdidas y desaparecidas desde hace tiempo, que se creía que habían sido destruidas, en bastante buen estado”.

“Los cuadros son de una calidad excepcional y tienen un valor muy especial para los expertos”, ha afirmado Hoffman, subrayando que “muchas de las obras eran desconocidas hasta ahora”. Entre ellas figuran pinturas de Marc Chagall, Otto Dix, Max Liebermann y Henri Matisse.

Entre los cuadros conocidos figuran obras de Pablo Picasso, Auguste Renoir, Gustave Courbet, Henri Matisse, Henri de Toulouse-Lautrec y Canaletto, entre otros.

Los cuadros fueron encontrados en marzo del año pasado en el marco de una investigación por evasión fiscal contra Gurlitt. Los cuadros enmarcados estaban en una estantería, como si estuvieran en el almacén de un museo, mientras que los no enmarcados estaban apilados en cajones, informa la BBC.

Gurlitt, hijo de un marchante de arte en Munich, vendía ocasionalmente alguno de los cuadros para tener dinero, según ha informado el semanario germano 'Focus'. Según ha dicho hoy Nemetz, “no tenemos ninguna sospecha firme de un delito que justifique un arresto” y además el paradero de Gurlitt se desconoce.

Comentarios de Facebook