Compartir

SANTANDER, 4 (EUROPA PRESS)

Efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Potes ha rescatado este fin de semana a un senderista y un espeleólogo que sufrieron sendas caídas en una antigua mina de la canal del Butrón, en Camaleño, y en una cueva Ramales de la Victoria.

El primero de ellos, de 50 años y vecino de Madrid, se precipitó al interior de la mina cuando practicaba senderismo y el otro, de 42 años y vecino de Vizcaya, sufrió una caída en una rampa interior de una cueva, dándose un fuerte golpe que le impedía continuar por sus propios medios, han informado fuentes del Cuerpo.

La primera de las intervenciones tuvo lugar el pasado sábado, cuando sobre las 12.15 horas los GREIM fueron alertados por el 112 para asistir al rescate de un senderista caído en un pozo con una profundidad de unos 5 metros en la Canal del Butrón.

Al parecer el hombre, que se encontraba solo, se asomó a la boca de la mina y resbaló, cayendo dentro. Una pareja que transitaba por la zona escuchó sus gritos de auxilio y dio la voz de alarma. Los agentes del GREIM tuvieron que utilizar técnicas de rescate vertical en pared con ayuda de cuerdas y consiguieron evacuar al senderista, que sufrió diferentes contusiones y un golpe en la cabeza.

En el lugar se le prestaron los primeros auxilios y se le facilitó ropa de abrigo de los propios agentes, que le trasladaron al centro de salud de Potes, donde recibió asistencia médica.

RESCATE DEL ESPELEÓLOGO

El rescate del espeleólogo se produjo la madrugada del domingo. Sobre las 0.30 horas los GREIM fueron alertados de que en el interior de la Cueva Mur de Ramales de la Victoria se encontraba herido un espeleólogo que se había caído en una rampa. Un fuerte golpe en la espalda le impedía seguir por sus propios medios, según comunicaron al 112 sus compañeros, que salieron de la cavidad para dar el aviso.

Una vez en el lugar, los efectivos del GREIM, junto con voluntarios de espeleosocorro y un médico del 112, entraron a la cueva, teniendo que realizar un recorrido técnico, aunque corto, para llegar al herido.

Sobre las cinco de la mañana, y tras haber recibido atención médica en la cueva, el herido pudo salir por su propio pie, aunque con ayuda, sin necesidad de utilizar la camilla.

El rescatado fue trasladado posteriormente por una ambulancia que esperaba en la zona y evacuado al Hospital de Laredo.