Compartir

Mantiene la previsión de beneficio de 500 millones en 2013 y señala que a finales de año decidirá si reanuda el pago del dividendo

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Banco Popular, Francisco Gómez, ha avanzado que la entidad no presentará oferta en la puja por hacerse por Novagalicia Banco (NCG Banco), cuya subasta ultima el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), al asegurar que “no concuerda” con el interés del banco.

En la presentación de resultados del tercer trimestre, Gómez ha afirmado que Popular ha analizado los 'números' de NCG Banco y que ha decidido retirarse de la puja “no por nada en especial”. “Hemos analizado Novagalicia y no concuerda con nuestros intereses”, ha afirmado.

El consejero delegado del Popular ha desvinculado la decisión de no pujar por NCG Banco de si el Gobierno impulsará algún tipo de ayuda, como Esquemas de Protección de Activos (EPA's) para ayudar a digerir la operación, y ha recordado que la entidad que dirige cuenta en Galicia con una cuota de mercado “relevante”.

Preguntado por cómo vería que un fondo extranjero se hiciera que Novagalicia Banco, el 'número dos' del Popular no ha querido entrar a valorar esta posibilidad, y se ha limitado a señalar que esta decisión le corresponde al Banco de España y al Ministerio de Economía. Ante la subasta de Catalunya Banc, Gómez ha preferido esperar y ha emplazado a que “llegue el momento” de analizar los números de las antigua caja catalana.

El consejero delegado del Popular ha descrito una mejoría de la economía española, aunque su discurso ha incluido matices. En este sentido, ha apuntado a la inestabilidad regulatoria derivada de los test de estrés y se ha mantenido cauto sobre la previsión de obtener un beneficio de 500 millones de euros al cierre de este ejercicio, aunque ha defendido el objetivo.

En esta línea, ha subrayado que la decisión de retomar el dividendo, suspendido ante el déficit de capital detectado tras las pruebas de Oliver Wyman, se tomará en la “últimas semanas” de este año. “La decisión es volver a la política de dividendo tradicional lo antes posible”, ha asegurado, para después garantizar que la intención pasa por mantener un 'pay out' del 50%.

MORA DEL 11,8%.

Gómez se ha marcado el objetivo de acelerar la venta de inmuebles, que se ha triplicado en el tercer trimestre del año, y ha concretado que la mora del banco asciende al 11,8% a septiembre, siendo la mora hipotecaria de cerca del 5%.

Ante la prueba de resistencia que prepara el BCE, ha aventurado que la banca española está “en clara ventaja” tras los esfuerzos y exámenes de Oliver Wyman. “El sector financiero español está bien preparado tras los esfuerzos de la crisis y los test de estrés ya realizados”, ha enfatizado.