Compartir

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha criticado que los socialistas vascos y navarros se nieguen a apoyar las mociones del PP y de UPN para declarar persona 'non grata' a los terroristas excarcelados por el fin de la doctrina Parot, una reprobación que considera “coherente” dado que no se han arrepentido de sus crímenes. A su juicio, el PSOE debe dejar claro también ahora su rechazo a la actividad terrorista.

Los socialistas navarros declinaron votar en Tafalla la moción de UPN para reprobar a la etarra Inés del Río, la primera excarcelada tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), y el PSE tampoco piensa apoyar la propuesta del PP para hacer lo mismo con otro etarra en Portugalete (Vizcaya). Los socialistas entienden que eso no ayuda a la convivencia y consideran estas iniciativas tan desaforadas como las de la izquierda abertzale de declarar hijos predilectos a terroristas.

En declaraciones en el Congreso, Fernández Díaz ha señalado que esas personas que han estado en la cárcel por terribles delitos, que han sido juzgados por los tribunales y que no se han arrepentido ni han pedido perdón a sus víctimas, no pueden ahora ser recibidos “como héroes” cuando salen de prisión, en lugar de ser tratados como “personas que cometieron crímenes abyectos”.

Por ello, Fernández Díaz cree “coherente” que se quiera reprobar a esas personas que no han pedido perdón y no le parece bien que el PSOE se desmarque. “Eso no me extraña de otros, como la izquierda abertzale, pero convendría que se notara una nítida diferencia entre mundo abertzale y el PSOE, que es un partido muy distinto y contrario a ETA”.

El ministro ha subrayado como algo “evidente” que el PSOE se ha posicionado siempre contra el terrorismo y convendría que “esa política clara y nítida se proyecte en todas las instituciones” también ahora, aunque no haya atentados.

“También hay que demostrarlo ahora, cuando hay rechazo e indignación social ante determinadas excarcelaciones de terrorististas que no se han arrepentido”; ha concluido.