Compartir

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, ha enmarcado este miércoles en la “normalidad” el que los catalanes puedan decidir su futuro en una consulta, y ha rechazado que esto se pueda equiparar con posiciones extremistas o radicales.

“Levantamos la bandera de la normalidad. Pretendemos lo más normal del mundo. No pretendemos ninguna excentricidad, radicalidad ni extremismo. Pretendemos poder votar”, ha exclamado en su intervención para clausurar la 'Nit del Pensament' que anualmente organiza la fundación CatDem, vinculada a CDC.

Según Mas, a un pueblo como el catalán, basado en la cultura, la mezcla, el comercio, el turismo y la industria, no se le puede acusar de ser extremista, y ha añadido que su objetivo es poner sobre la mesa las mejores cartas posibles para conseguir los ideales de un país: libertad, igualdad y justicia social.

“Cuando el talante de un pueblo y su objetivo es éste, por definición, no puede ser extremista ni radical”, ha remarcado el presidente de la Generalitat, quien ha asegurado que durante muchos años intentaron conseguirlo mediante la colaboración con el Estado, lo que no funcionó.

Así, Mas ha precisado que los gobiernos en Cataluña han intentado una colaboración “leal y hasta íntima” con el Estado para conseguir sus objetivos, pero siempre se han encontrado, a su juicio, con muros y paredes altas.

Por ello, ha reivindicado ahora la necesidad de buscar lo mejor para el pueblo catalán y de explorar así todas las “grietas posibles” para conseguirlo.

LO MEJOR PARA EL PUEBLO CATALÁN

“Tenemos el derecho de buscar lo mejor para nuestro pueblo y el deber de intentarlo”, ha aseverado Mas, que ha defendido que su hoja de ruta va destinada a todos los catalanes, no solo a una parte.

Ha detallado que el 'derecho a decidir' está destinado a los que están a favor del proceso impulsado, a los que quieren votar así como a los que están a favor y en contra de la independencia, entre otros: “Se busca lo mejor para el conjunto de catalanes”.

Además, ha remarcado la necesidad de tirar adelante este proceso para garantizar la supervivencia del pueblo catalán, la nación y su bienestar, que están “amenazadas”.

“Cuando tienes algo en riesgo, intentas defenderlo, protegerlo y hacer lo mejor para que, lo que representas, nos lleve al mejor estadio y escenario posible”, ha concluido.