Compartir

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Los miembros del comando 'Andalucía' Mikel Azurmendi, José Luis Barrios y Maite Pedrosa celebraron una comida especial y brindaron con sidra tras asesinar al matrimonio Jiménez-Becerril el 39 de enero de 1998 en Sevilla, según se desprende de la declaración de Azurmendi ante la Policía leída este lunes en el juicio que se celebra en la Audiencia

Nacional contra el jefe militar de ETA Javier Arizcuren Ruiz, 'Kantauri', acusado de ordenar las muertes.

Azurmendi, que ha declarado en la vista como testigo, ha asegurado no recordar los hechos y se limitado a precisar que conocía a 'Kantauri' “de vista”. Ha negado también que fuera él quien les entregó las dos pistolas browning con las que se efectuaron los disparos que acabaron con la vida del segundo teniente de alcalde y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Jiménez Becerril, y su esposa, Ascensión García Ortiz, en 1998. “Las pistolas las saqué del armario”, ha indicado.

Kantauri, acusado de ordenar las muertes, se enfrenta a una petición fiscal de 60 años de prisión por dos delitos de asesinato terrorista. Se ha negado a declarar ante el tribunal, presidido por la juez Ángela Murillo, al que se dirigió en euskera. “Soy militante de ETA, no participo en este juicio y no voy a responder a las preguntas que me hagan, ni siquiera a las de mi defensa”, ha dicho. Al juicio ha acudido la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, que, en el momento en que se produjo el atentado, era alcaldesa de Sevilla.

El fiscal Daniel Campos acusa a Arizcuren Ruiz de ejercer, desde 1994, la dirección de los comandos de la banda terrorista y, entre ellos, el 'Andalucía' que integraban Azurmendi, Barrios y Pedrosa, ya condenados como autores materiales de los disparos que acabaron con la vida del matrimonio.

También declaró en la vista Barrios, que reconoció que pertenece a la banda terrorista y que estaba integrado en el talde y aseguró que no tenían “responsable” y actuaban de forma autónoma. A la pregunta del fiscal sobre si conocía a 'Kantauri' respondió: “Le he visto en fotos, ha salido en prensa”.

La tercer miembro del talde, Maite Pedrosa, se enfrentó durante su declaración a los tres jueces y el fiscal y mantuvo una actitud desafiante durante todo el interrogatorio practicado por Campos. Repitió hasta en cinco ocasiones que ella “siempre” dice la verdad, después de que se le pidiera que jurara no mentir, y se negó a describir las presuntas torturas que dijo haber sufrido a manos de la policía tras su detención. “¿Para qué quiere saberlas? ¿Para reírse?”, espetó al representante del Ministerio Público.

La Fiscalía defiende que en la madrugada del 30 de enero de 1998, Azurmendi y Barrios localizaron a Jiménez Becerril y Ascensión García a la salida de un bar y les siguieron por las calles de Sevilla. Se acercaron a ellos por la espalda y Azurmendi disparó a la nuca del concejal. Cuando su mujer acudió a atenderle, Barrios la disparó también. Los dos murieron en el acto dejando huérfanos a sus tres hijos de edades comprendidas entre los 3 y los 9 años, para los que el fiscal pide un millón de euros de indemnización.

El fiscal Campos ha calificado durante su informe la acción como una de las más “terribles” llevadas a cabo por la banda terrorista. “Un hecho que por su máxima crueldad hará que pasen a la historia como una banda de criminales y asesinos, cosa que seguirán siendo mientras cumplan sus condenas y mientras exista el recuerdo”, ha indicado.

OBJETIVOS

Durante la vista oral y a petición del fiscal se leyeron varias cartas remitidas por 'Kantauri' al comando en las que pedía a sus integrantes que llevaran a cabo acciones mortales o secuestros, de forma especial contra concejales del PP. “Un esfuerzo enorme con los políticos y en especial con los del PP. Dadles, al menos intentad levantar a uno del PP, tirad contra uno de los políticos”, decía el jefe militar.

Los agentes de Policía encargados de la desarticulación del comando han asegurado, además, que el 'Andalucía' contaba entre sus objetivos a finales de los años 90 con personajes públicos como Cayetana Fitz-James Stuart, Duquesa de Alba, Espartaco Santoni y varios toreros.