Compartir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS)

Un total de 49 entidades, organismos, asociaciones y agrupaciones que colaboraron en las tareas de auxilio en la tragedia ferroviaria del 24 de julio en Angrois, en el que fallecieron 79 personas y hubo decenas de heridos, han sido reconocidas este sábado con la placa de Honor de la Orden del Mérito Civil en Santiago de Compostela.

En un acto solemne de homenaje celebrado en el Auditorio de Galicia, que ha arrancado con un minuto de silencio en honor de los fallecidos, el presidente de la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia, Cristóbal González Rabadán, ha hecho un reconocimiento a los vecinos de Angrois y todos organismos que participaron en los trabajos de rescate, antes de hacer una petición: “Que no se nos olvide, que nos se nos abandone”.

Una cuestión en la que ha incidido el presidente de la Asociación de Vecinos de Angrois, Anxo Puga, visiblemente emocionado, quien ha pedido a las autoridades “que competa” que, “por favor, no queden en el olvido” tanto los esfuerzos de todos los que colaboraron como de las víctimas.

De este modo, desde miembros de protección civil, servicios de emergencias o sanitarios, pasando por equipos de psicólogos, han sido reconocidos este sábado con una distinción recibida de manos del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo –quien ha traído el saludo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del Rey Don Juan Carlos I–; la ministra de Fomento, Ana Pastor; el presidente de la Xunta; Alberto Núñez Feijóo; el alcalde de Santiago, Ángel Currás; y la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo.

Así, las autoridades que han tomado la palabra han recogido el guante lanzado por las víctimas, de forma que la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha garantizado que el Gobierno va a “hacer todo lo humanamente posible para que una tragedia como ésta no vuelva a repetirse” y ha prometido “todas las cosas que sean necesarias para reforzar las seguridad” de los trenes en España.

En esta línea, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se ha comprometido a “saber lo que aquí ha pasado y tomar las decisiones que sean correspondientes para que, un accidente, una tragedia como ésta, no se vuelva a repetir”. Una idea sobre la que ha incidido el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha afirmado que el Gobierno “no tiene más objetivo que saber todo lo que ha ocurrido”.

'ESPÍRITU DE ANGROIS'

De este modo, el conocido como 'espíritu de Angrois' identificado con la ayuda con la que los vecinos de esta parroquia compostelana ofrecieron en la tragedia del Alvia ha estado presente en las intervenciones de todos los presentes.

“Han transcurrido tres meses desde la tragedia de aquel accidente, el miércoles 24 de julio de 2013, en el que fallecieron 79 personas, y recuerdo cada día pasa, en el interior de aquel vagón en el que me encontraron, cuando entraron policías y bomberos pude ver en sus rostros signos y expresiones de rabia, de dolor, de impotencia ante la catástrofe”, ha hecho memoria Cristóbal Rabadán. Por ello, ha querido agradecer a todos los que trabajaron en aquellos momentos “la atención y colaboración” con las víctimas.

Junto a esto, Rabadán ha reconocido “muy especialmente” al pueblo de Angrois que “sin valorar el riesgo que corrían sus vidas se lanzaron a aquellas vías a auxiliar”.

A renglón seguido, ha hablado Manuel Veiga, en representación de Cruz Roja, para valorar una respuesta civil que ha identificado con “el verdadero significado de la palabra solidaridad”.

También la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha querido “honrar la actuación” de los vecinos de Angrois, así como reconocer la “extrema generosidad” de todos los cuerpos y entidades que participaron en las tareas de ayuda en Angrois.

“ANGROIS ES UN SENTIMIENTO”

“Angrois es un lugar, pero sobre todo un sentimiento”, de esta manera ha resumido Núñez Feijóo la respuesta de voluntarios, vecinos y diversos profesionales realizada en los días de la tragedia, y “todos fueron más allá de su deber”.

“Ninguna ley ni ordenanza les pedía tanto, pero había en su interior una fuerza que los obligó a superar el cansancio, a doblegar el dolor y a vencer el miedo”, ha puesto en valor el presidente de la Xunta.

Así, ha subrayado que “en Galicia hay muchos Angrois”, pues la Comunidad “se mostró al mundo como una sociedad cohesionada que es capaz de responder al mismo tiempo con espontaneidad y organización”.

Sobre este extremo, ha agradecido que en aquellos momentos Galicia tuvo “el amparo de toda España”. “Nunca nos sentimos solos”, ha agregado Feijóo.

Tras destacar que “Galicia no olvidará lo ocurrido” ha pedido “trasmitir a generaciones próximas” el ejemplo de Angrois, antes de finalizar: “Me siento orgulloso de mi pueblo”.

CON LAS VÍCTIMAS

Así las cosas, la ministra de Fomento se ha comprometido a “acompañar siempre” a las víctimas para buscar “aliviarles el terrible sufrimiento”, al tiempo que ha agradecido “la actuación ejemplar y eficaz” de todos los que colaboraron.

Ana Pastor ha dicho que se trabaja para conseguir “todas las garantías” de seguridad “en la capacidad del ser humano” y “colaborando para que se sepa la verdad de todo lo que ocurrió” en la investigación .

Por ello, la ministra ha asegurado que se conseguirá “entre todos” reforzar el sistema de transporte y “por encima de todo, en memoria de las víctimas”. Además, ha puesto en valor “la excelente coordinación” de los equipos de la Xunta en el operativo de emergencia del 24 de julio.

Como conclusión, se ha referido a “los héroes anónimos” de la tragedia de Angrois, aunque ha recordado que a ellos “no les gusta” que le llamen héroes, para reconocerlos con “una condecoración que sale del corazón”.

“ORGULLOSO DE SER ESPAÑOL”

Asimismo, el ministro García-Margallo se ha valido de las palabras del Príncipe de Asturias en las que ensalzaba el viernes el ejemplo de los vecinos de Angrois, para hacer hincapié en que esta muestra de solidaridad de la ciudadanía “es una de esas ocasiones en las que uno se siente orgulloso de ser español”.

Así, se ha referido a “Angrois como ejemplo de solidaridad”, para resaltar que España es “uno de los países más solidarios del mundo”, y ha puesto a modo de ejemplo cuestiones como que es el primer estado en trasplante de órganos.

“Uno no puede estar en política, no puede estar al servicio de los demás si no tiene una idea muy clara de lo que es su país”, ha apuntado García-Margallo en un llamamiento a la unidad de España.

También ha hecho mención a lo “emocionante” que fue haber recibido unas 160 cartas y 170 llamadas de teléfonos de dirigentes de “los cinco continentes” que “admiraron el ejemplo” dado en la tragedia de Angrois.

“GEOGRAFÍA DE LA SOLIDARIDAD”

Por su parte, el alcalde de Santiago, Ángel Currás, ha resaltado la importancia de distinguir “el mérito de los ciudadanos” que ha identificado como “antídoto contra la indiferencia”, al tiempo que ha ensalzado “la disposición ética” de todos los que colaboraron.

Además, ha remarcado que “Galicia fue una ciudad única” durante los días de la tragedia, “los lindes de cada municipio no fueron un término”, sino lo que ha identificado como “una geografía de la solidaridad”.

Asimismo, ha dicho que “el riesgo de que acontezcan accidentes de gran magnitud es propio del tiempo en que vivimos”, en una vida diaria “con masivos movimientos o masivas concentraciones de personas”, en “procesos susceptibles de causar daño”. Por este motivo, ha reconocido que “un Estado moderno es aquel con capacidad para reducir los riesgos”, así como para “movilizar recursos públicos y privados”.