Compartir

BILBAO, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, muestra su disgusto por la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la 'doctrina Parot' “que ha desautorizado al Supremo y al Constitucional, sorprendentemente acompañados de un magistrado español (Luis López Guerra), instituciones a las que nosotros defendemos”.

En una entrevista a El Correo, recogida por Europa Press, el titular de Justicia considera que ha sido un “golpe duro” para el Gobierno, “para la sociedad española y especialmente para las víctimas”, con las que el PP “siempre estará cerca”.

“Cuesta mucho entender que quien mata a 23 seres humanos tenga el mismo castigo que el que ha matado a uno”, señala, para advertir de que no habrá ningún cambio en la política penitenciaria ni “ningún tipo de negociación con ETA” y que “jamás” un preso de la banda será indultado.

Por otra parte, señala a ETA que su destino es la desaparición, destacando que “un desarme sin disolución vale bien poco”.

Preguntado por qué sintió al ver a Inés del Río fuera de prisión, Gallardón manifiesta que la aplicación de la justicia “a veces es muy dolorosa” y que derecho y justicia “no siempre coinciden”.

Además, reconoce el “inmenso dolor que tuvieron que sentir las víctimas cuando vieron salir a una persona cuyo reproche penal ha sido permanecer solo un año de cárcel por cada uno de sus asesinatos”.

Respecto al anuncio de la izquierda abertzale de que no va a homenajear a los presos de ETA que salgan en libertad tras la derogación de la 'doctrina Parot', el titular de Justicia advierte de que “hacer homenaje a cualquier miembro de ETA, sea cual sea su situación penitenciaria, supone la posible comisión de un delito y, si es por un acto de una organización política, incurriría en causa de ilegalización”.