Compartir

MADRID, 26 (Reuters/EP)

Los abogados de los acusados por planear los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, que se encuentran actualmente prisioneros en Guantánamo, han pedido a Obama que revele la información sobre los programas carcelarios de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) con el objetivo de “obtener pruebas sobre las torturas a las que fueron sometidos” sus clientes.

En una carta hecha pública el viernes, los abogados pidieron al presidente tener acceso a las informaciones sobre ese programa de detención e interrogatorios, que fue autorizado por la administración del presidente George W. Bush después de los atentados 11 de septiembre.

Así, denuncian las técnicas de interrogatorio que “se aplican en prisiones secretas ubicadas en el extranjero”. Entre ellas, han destacado prácticas como la privación del sueño, el sometimiento a temperaturas extremas y un método de ahogamiento simulado llamado 'waterboarding'.

“Las restricciones de clasificación existentes en torno al programa de Entrega, Rendición e Interrogatorio (RDI) sólo facilitan aún más la ocultación de los crímenes de guerra cometidos por los agentes de nuestro Gobierno”, han apostillado los abogados en la carta remitida al presidente.

Los abogados defensores insisten en que “la evidencia mostraría que Estados Unidos violó la Convención Internacional contra la Tortura”, que el presidente Ronald Reagan firmó en 1988 y el Senado de Estados Unidos ratificó en 1994. “Estas restricciones egoístas también nos prohíben el fiel cumplimiento de los deberes y la defensa de estos hombres”, concluye la misiva.

El comandante de la Marina Walter Ruiz, uno de los abogados de la defensa que firmaron la carta, ha explicado que los abogados apelaron a Obama porque “el Tribunal no tiene la autoridad para desclasificar estos documentos, una autoridad que, por contra, sí tiene el presidente del Gobierno”.