Compartir

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Unicaja de Málaga ha vencido con holgura (101-68) al Stelmet Zielona Gora polaco sin tener que esforzarse al máximo y no dio opciones al cuadro visitante que, aún en sus mejores minutos, no trasmitió la sensación de poder derrotar al equipo de Joan Plaza, que consiguió su primera victoria esta temporada en la segunda jornada de la Euroliga disputada este viernes en el Martín Carpena.

Los malagueños no tuvieron ningún problema en deshacerse del campeón polaco y así romper la mala racha de haber perdido cinco de los últimos seis partidos en casa en Euroliga. Nik Caner-Medley no pudo ser parado por el Stelmet y compartió la máxima anotación del partido con Vladimir Dragicevic, ya que ambos anotaron 20 puntos.

El Martín Carpena, que rozó la media entrada, tuvo que ver cómo se retrasaba el inicio del partido unos minutos por un problema en el reloj. Una vez fue solventado, Unicaja tomó rápido el mando del encuentro al estar más despierto y mostrar más intensidad que los polacos. De ello se dio cuenta el entrenador visitante, el serbio Mihailo Uvalin, que tuvo que pedir un tiempo muerto con 17-8 en contra para pedir más ganas a sus jugadores.

Las palabras de Uvalin parecieron hacer efecto en el juego del Stelmet Zielona, que tras ese tiempo muerto empezó a mostrar más actitud. Aún así, no pudieron con un gran Caner-Medley, que acabó los primeros 10 minutos con 10 puntos en su haber, ni con Earl Calloway, que sumó 3 asistencias en el primer periodo. El mejor de los polacos fue Dragicevic con 6 tantos, que a la postre acabó siendo el máximo anotador de los suyos.

En el segundo cuarto, el Stelmet se encontraba mucho más cómodo metiendo balones al interior, donde encontró la manera de hacer algunos puntos a los malagueños. En cambio, los de Joan Plaza vieron que desde fuera les iba mejor, sobre todo a Jayson Granger, quien anotó dos triples consecutivos plasmando la comodidad en la que se encontraba el Unicaja en el encuentro.

Mindaugas Kuzminskas también destacó en el segundo cuarto, con 7 puntos y 15 al final del encuentro, y sobre todo Calloway, que demostró la concentración que tenía todo el Unicaja con un robo tras un triple que el anotó, que propició una canasta de Zoran Dragic que hizo pedir un nuevo tiempo muerto a Uvalin, que vio cómo a mitad del cuarto el parcial era de 15-5 para los españoles y que al descanso fue de 31-13.

El tercer periodo fue más igualado entre ambos equipos. Unicaja concedió más anotación de los polacos ya que bajó un punto la intensidad, fruto quizás de la inferioridad del rival y de la ventaja que conseguía mantener en el electrónico. Caner-Medley siguió a lo suyo y amplió su cuenta anotadora hasta los 20 puntos, ayudado también por Calloway y Dragic.

La igualdad en el tercer cuarto fue percibida por Joan Plaza, que arengó a los suyos no a ganar el partido, sino a “ganar el (último) cuarto”, en un intento de mantener concentrados a sus jugadores hasta el final. Sergi Vidal fue el base que usó Plaza en el último periodo y, aunque no anotó, dirigió bien al equipo en unos últimos minutos que no cambiaron mucho el guión que había llevado el partido.

Fran Vázquez no tuvo muchos minutos y consiguió 11 puntos y 3 rebotes, sin oportunidad de repetir el doble-doble que consiguió en la primera jornada ante el Olympiacos, que suponía el primero en cuatro años para él y el quinto en sus partidos disputados en la Euroliga. Así las cosas, el Unicaja consiguió una victoria importante que le permite estrenar su casillero de victorias y poder así tener opciones en el grupo.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: UNICAJA MÁLAGA, 101 – STELMET ZIELONA GORA, 68.

–EQUIPOS.

UNICAJA: Calloway (9), Dragic (12), Caner-Medley (20), Kuzminskas (15) y Hettsheimeir (4)–quintento inicial– Vidal (7), Granger (10), Suárez (5), Vázquez (11), Sabonis (2) y Stimac (6).

STELMET ZIELONA GORA: Zamojski (11), Koszarek (3), Dragicevic (20), Eyenga (6)y Cel (2)–quinteto inicial– Walker (2), Barlow (8), Chanas (5), Hrycaniuk (4), Kucharek, Brackins (2) y Sroka(5).

–ÁRBITROS: Taurino (ITA), Herceg (CRO) y Vyklicky (RCH). Sin eliminados.

–PARCIALES: 24-19, 31-13, 25-20, 21-16.

–PABELLÓN: Martín Carpena. 4.900 espectadores.