Compartir

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este viernes que es un “inmenso error utilizar los marcos legales para dejar en segundo plano las soluciones basadas en la voluntad política”, y recuerda que la Constitución no es un marco definitivo, sino que debe facilitar la convivencia.

En su discurso durante el Día de la Justicia en la Generalitat, ha indicado que “la Constitución no se ha de ver como un marco definitivo y delimitado estrictamente, sino como un vehículo abierto para facilitar la convivencia”, después de que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le haya propuesto este mismo viernes reformar la Carta Magna.

Ha hecho hincapié en que “los marcos legales no pueden sustituir lo que debe ser un debate político abierto con soluciones políticas”, y ha augurado que, con el tiempo, habrán acertado quienes tengan coraje para adaptar los marcos legales a la evolución de la sociedad.

En su discurso, ha hecho referencia a la reunión con Rubalcaba, que le ha expuesto que debe modificarse la Constitución para abordar la “complicada” relación entre Catalunya y España, según el presidente catalán, que ha resaltado la importancia de adaptar las grandes reglas del juego a la evolución natural de la sociedad.

“Con el paso del tiempo, las personas que tienen el coraje de adaptar los marcos legales a la evolución de la sociedad serán las personas que habrán acertado”, ha valorado durante el acto, en que se ha entregado también el Premio Justicia de Catalunya al exfiscal superior de Catalunya Martín Rodríguez Sol.

Mas ha abogado por encontrar soluciones a través del diálogo, y ha destacado que la sociedad catalana “está evolucionando de manera natural, pacífica, serena y positiva y cuando lo hace así hay que encontrar respuestas políticas”.

DETERIORO DE LAS REGLAS

Mas también ha afirmado que desde la política y desde medios de comunicación se presiona a los estamentos judiciales para condicionar sus resoluciones, lo que supone no mantener “la pulcritud en la observancia de las reglas del juego”.

Además, el presidente ha constatado que desde la Justicia “a veces se utilizan mecanismos y medios para intervenir en la política”.

“Mi sensación es que, a medida que pasa el tiempo, la pulcritud de las reglas del juego se va deteriorando, y es positivo que estas reglas del juego estén bien establecidas”, ha sentenciado.

En su discurso, ha elogiado al exfiscal “por su larga, densa y muy positiva y muy digna trayectoria en su ámbito”, y ha dado las gracias a todos los premiados por su ejemplo que ayuda a la sociedad a ser mejores.

En el acto ha estado acompañado por el conseller de Justicia, Germà Gordó; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Miguel Ángel Gimeno, y el secretario general de Justicia, Enric Colet, entre otras autoridades.