Compartir

ROMA, 24 (EUROPA PRESS)

El Gobierno italiano ha sido objeto de espionaje por parte de Estados Unidos pero también de Reino Unido, según revelan los documentos del excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden citados este jueves por el semanario 'L'Espresso', en un adelanto de su edición de mañana.

“La NSA realiza muchas actividades de espionaje, también a los gobiernos europeos, incluso el italiano”, ha indicado a la publicación Gleen Greenwald, el periodista que custodia los documentos de Snowden y que sacó a la luz el espionaje masivo por parte de Estados Unidos.

Sus declaraciones se produjeron, según la revista, antes de que este miércoles el Gobierno alemán expresara su temor de que el móvil de la canciller, Angela Merkel, había sido espiado por parte de Estados Unidos. El lunes, el diario francés 'Le Monde' había informado de que la NSA registró los datos de más de 70 millones de llamadas teléfonicas en un mes a finales de 2012.

Según 'Espresso', los documentos de Snowden contienen abundante información sobre el control de las comunicaciones italianas que prevén dar a conocer en las próximas semanas.

Por otra parte, el semanario revela que el espionaje no ha sido solo obra de la NSA estadoundiense a través de su programa 'Prism', sino que Reino Unido, a través de su programa 'Tempora', también ha espiado los cables de fibra óptica que transportan en Italia llamadas telefónicas, correo electrónico y tráfico de Internet.

Las informaciones relevantes que obtenía por este programa el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ), eran intercambiadas con la NSA. Estas informaciones no eran relativas exclusivamente a la lucha antiterrorista, sino que los británicos también espiaron llamadas y correos electrónicos útiles para conocer “las intenciones políticas de otros gobiernos”. Igualmente, se trataba de buscar a través del programa datos que sustenten “el bienestar económico” de Reino Unido.

De acuerdo con la revista, el espionaje se llevaba a cabo mediante la interceptación de los datos que transfieren los tres cables de fibra óptica submarina que tienen terminales en Italia.

Además, 'Espresso' ha revelado, aunque por ahora no ha entrado en detalles, que los servicios de Inteligencia italianos también jugaron un papel en este asunto ya que tenían un “acuerdo de tercer nivel” con los británicos.

LETTA PIDIÓ CLARIDAD

La noticia se conoce después de que ayer el primer ministro italiano, Enrico Letta, pidiera al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que Estados Unidos aclare si, como han informado algunos medios de comunicación, ha habido una “violación de la privacidad” de los ciudadanos por el presunto espionaje realizado por la NSA.

Letta “ha planteado la cuestión del 'datagate'”, como se ha dado en llamar en Italia al espionaje masivo por parte de la NSA a ciudadanos estadounidenses y de otros países, según revelaron fuentes del Palacio Chigi, sede del Gobierno.

Durante el encuentro, que ha durado casi una hora, el primer ministro ha planteado la “necesidad de verificar la veracidad de las filtraciones” sobre eventuales “violaciones de la privacidad”.

Por su parte, Kerry aseguró que el objetivo de Washington es “encontrar el justo equilibrio entre la protección de la seguridad y la privacidad de nuestros ciudadanos”.