viernes, 18 septiembre 2020 19:38

Duran regaña a ERC por prometer en semanas la fecha y pregunta de la consulta

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha criticado que Esquerra haya anunciado en el Congreso que en próximas semanas se presentará en el Congreso la fecha y la pregunta de la consulta soberanista prometida en Cataluña: “Es absurdo que vayan por su cuenta –sostiene el portavoz nacionalista–. O se plantea entre todos o no va a ninguna parte”.

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Alfred Bosch, ha aprovechado su intervención en el Debate de Presupuestos de 2014 para anunciar que la fecha y la pregunta de la consulta soberanista en Cataluña llegará al Congreso “en cuestión de semanas”.

Es más, el representante del socio de Gobierno de CiU ha adelantado que la pregunta a la que se someterá a los catalanes para que decidan sobre su futuro será “más o menos” así: “¿Está usted a favor de la independencia de Cataluña? Sí o no”, ha planteado.

Preguntado en el Congreso por este asunto, Duran ha recordado que hay un mandato del Parlamento catalán en el que se dice que las fuerzas políticas a favor de derecho a decidir, que además de ERC con CiU, PSC e ICV, se pongan de acuerdo para fijar la fecha y la pregunta, por lo que es “absurdo” que los republicanos vayan por libre.

Y NO ES LA PRIMERA VEZ

También ha remarcado que no es la primera vez que ocurre pues hace unas semanas ERC planteó ante el Pleno del Congreso una iniciativa para regular el derecho a decidir, firmada con Amaiur y BNG, que por los mismos motivos no contó con el respaldo de los nacionalistas que optaron por abstenerse.

“Debemos ser todos conscientes de que, o se hace entre todos y se acuerda entre todos, o que la propongan por separado no nos lleva a ninguna parte –ha señalado–. Una pregunta planteada por uno no nos lleva a ninguna parte”.

Por ello, ha pedido a ERC que no “insista en el error”, que tenga “muy presente” el valor del consenso y que sea “consecuente” con lo aprobado en el Parlament, que exige ponerse acuerdo entre todos.