Compartir

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha insistido este miércoles que el Gobierno de Mariano Rajoy “no tiene ningún margen de maniobra” tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que anula la 'doctrina Parot' aunque le “repugnen” las consecuencias de ese fallo.

Así lo ha asegurado Fernández Díaz en los pasillos del Congreso al ser preguntado por el documento difundido este martes por la Fundación FAES que preside el expresidente José María Aznar, que culpa al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero del fallo de Estrasburgo pero al mismo tiempo pide al Ejecutivo que no caiga en una “temeraria despreocupación” de las víctimas.

“La sentencia del TEDH de Estrasburgo cuesta asimilarla, cuesta aceptarla. Comprendo, porque lo hago mío, el dolor y el sentimiento que tienen las víctimas y una parte muy importante de la sociedad española”, ha declarado, para reiterar que es “muy difícil de entender” cuando los derechos humanos que se han violado “han sido los de las víctimas de esos delincuentes”.

Dicho esto, el ministro del Interior ha señalado que el Gobierno del Partido Popular “no tiene ningún margen de maniobra” y ha añadido que “la grandeza de la servidumbre del Estado de Derecho es el que es”.

“El Tribunal Constitucional ha establecido como se deben interpretar y aplicar las sentencias del TEDH y el Gobierno no puede hacer nada. Aunque duela profundamente e incluso repugne las consecuencias de una decisión de esas características, el Gobierno no puede hacer nada”, ha aseverado.