Compartir

ROMA, 23 (EUROPA PRESS)

La Santa Sede ha decidido apartar temporalmente al obispo de Limburgo (Almemania), Franz-Peter Tebartz-van Elst, de su diócesis, después de investigar el coste de la construcción de su sede episcopal, que ha ascendido a 31 millones de euros.

Como consecuencia, desde este miércoles se ha nombrado como vicario general de la diócesis de Limbrugo al deán de Wiesbaden (en el estado de Hesse), Wolfang Rösch, que administrará la diócesis durante la ausencia del obispo, al que la prensa alemana ya ha bautizado como 'obispo del lujo'.

El Pontífice se reunió el pasado 17 de octubre con el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch, y el pasado 21 de octubre tuvo un encuentro con el obispo de Limburgo.