Compartir

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El PP y el PSOE han vuelto a pedir 15 días más de margen para continuar negociando la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), según han confirmado a Europa Press fuentes parlamentarias. El órgano de gobierno de los jueces está en funciones desde el pasado el pasado 24 de septiembre.

Así las cosas, todo apunta a que las Mesas del Congreso y el Senado acordarán este martes, a petición de los dos grupos mayoritarios, una nueva prórroga de dos semanas, que vencerá el próximo 5 de noviembre.

El Congreso y el Senado tienen que elegir a doce vocales de entre jueces y magistrados de carrera, seis por cada cámara, así como a otros ocho vocales, cuatro y cuatro, de entre juristas de reconocida competencia.

Sobre los doce primeros, las mesas de ambas cámaras recibieron ya la lista con los 54 candidatos promovidos por asociaciones y miembros de la carrera judicial. No hay constancia de que los partidos, que al final deben votar a los vocales, hayan empezado a seleccionar nombres.

TERCERA PRÓRROGA

En paralelo, los partidos deben elegir a ocho vocales de entre juristas de reconocido prestigio, proceso que se abrió el pasado día 10 de septiembre con la apertura de un plazo de dos semanas dado a los grupos parlamentarios para presentar propuestas, en las que tiene que incluir candidatos y suplentes.

Ese primer plazo se ha ampliado ya en dos ocasiones y este martes las mesas del Congreso y el Senado aprobarán una tercera prórroga de otras dos semanas, hasta el 5 de noviembre.

Aunque cada cámara es autónoma para seguir este proceso de renovación, fuentes parlamentarias explicaron que Congreso y Senado van a procurar seguir los mismos criterios y que el proceso sea paralelo.

SE PUEDE RENOVAR CON LA MAYORÍA DEL PP EN EL SENADO

Sin embargo, la reforma de la ley del CGPJ impulsada por el Departamento de Alberto Ruiz-Gallardón ha introducido un cambio y es que el Consejo se puede dar por renovado y constituirse si al menos una de las dos Cámaras logra elegir sus diez vocales con como mínimo tres quintas partes de los votos; esto es algo que el PP puede hacer unilateralmente en el Senado, donde cuenta con una amplísima mayoría, aunque no en el Congreso.

Ese cambio ha sido muy criticado por el PSOE, que ve muy difícil que, en esas condiciones, pueda haber un acuerdo con el PP. Las negociaciones sobre nombres aún no han arrancado, salvo en el caso de los nacionalistas de CiU y del PNV, que ya tienen sus dos candidatos preparados.

La semana pasada, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ya dejó claro que para su partido ese acuerdo es “tan importante” que habrá que dedicarle todo el tiempo que precise. “No importa tanto el cuándo. Lo importante es llegar a un acuerdo y si necesitamos más tiempo, nos daremos más tiempo”, aseguró.