Compartir

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Un 69 por ciento de las afectadas por cáncer de mama asegura que la situación de crisis económica está afectando “mucho o de forma notable” a la atención sanitaria que reciben las pacientes con cáncer de mama; además un 66 por ciento de las encuestadas percibe que estos recortes se están haciendo notar en las restricciones en la utilización de las terapias oncológicas innovadoras.

Estos son algunos de los datos de una encuesta realizada sobre un centenar de pacientes, realizada por diversas sociedades médicas y publicada con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, que se celebra este sábado, donde se refleja la preocupación de las pacientes por los recortes en los presupuestos de la sanidad pública, la reducción en gasto sanitario, etc.

Al respecto, la expresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Toñy Gimón, lamenta que el cambio que esta dando el SNS y le preocupa que “los pacientes detectan nuevas sombras sobre el futuro de la sanidad pública española”. “Lo grave es que las reformas o los ajustes presupuestarios pongan en riesgo la equidad del Sistema Nacional de Salud”, asegura, ante los datos que muestran que solo un 27 por ciento cree que la crisis afecta poco y un 4 por ciento que cree que nada.

Las restricciones en la utilización de las terapias oncológicas innovadoras con un 66 por ciento, los programas de detección precoz (63,8% y las diferencias entre las comunidades autónomas y hospitales en la utilización de terapias innovadoras (62,8%), son los puntos en los que las entrevistadas perciben los recortes.

“En estos momentos parece normal que un número importante de personas encuestadas afirme, que es en las restricciones en la utilización de las terapias oncológicas innovadoras donde más se notan los recortes en los presupuestos de la sanidad pública”, explica.

DEMANDAN MÁS TRATAMIENTOS

Por otra parte, el 92 por ciento de las mujeres que han participado en la encuesta considera que el cáncer de mama es uno de los tumores en los que más se ha avanzado en los últimos años, sin embargo un gran porcentaje asegura que los tratamientos existentes en la actualidad no son todavía suficientes.

En este caso la encuesta revela que el 46 por ciento de las mujeres encuestadas indica que considera que no son suficientes los tratamientos existentes actualmente para luchar contra el cáncer de mama. “A todas las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama les gustaría que existieran tratamientos que tuvieran la eficacia suficiente para dar por superada la enfermedad, pero lo que ocurre es que el cáncer de mama es una enfermedad con la que vivimos todos y cada uno de los días de nuestra vida, con la necesidad de superar pruebas periódicas y con el temor a una recaída”, indica Gimón.

En cuanto a la información que han recibido, el 77 por ciento de las encuestadas considera que no fue suficiente la información recibida sobre las terapias innovadoras y los últimos avances producidos. Sin embargo, más de la mitad de las mujeres encuestadas considera que la información que recibió fue asequible, veraz y completa. Si bien es cierto que el 42 por ciento de las mujeres asegura que al intervenir varios profesionales en el proceso la información recibida fue un poco dispersa, frente al 55 por ciento que no tuvo esa impresión.

A este respecto, la presidenta de FECMA, Roswhita Britz explica que “la mujer con cáncer de mama siempre debería tener una persona de confianza a la que puede dirigirse directamente en caso de duda, sea con el diagnóstico o con efectos secundarios del tratamiento. Esta persona bien podría ser una enfermera, formada para esta función”.

La encuesta también destaca que el 45 por ciento de las mujeres encuestadas no se ha planteado nunca la forma en la que ha sido o está siendo tratada, mientras un 39 por ciento ha afirmado que en alguna ocasión y hasta un 16 por ciento asegura haberlo pensado en más de una ocasión.

Estos son alguno de los resultados recogidos en una encuesta que forma parte del proyecto '¿Qué sienten los pacientes con cáncer?', una iniciativa impulsada por la Asociación de Afectados por Melanoma (aAMelanoma), Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (Aeacap), Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (Asaco), Asociación de Afectados por un Tumor Cerebral (ASATE), la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y EuropaColon España, en colaboración con Roche.