Compartir

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Los dos policías condenados por el soplo a ETA en el bar Faisán van a recurrir ante el Tribunal Supremo la condena de un año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación por revelación de secretos que les ha impuesto la Audiencia Nacional en una sentencia que consideran “imprecisa”.

Así se ha manifestado el Sindicato Profesional de la Policía (SPP) que ejerce la defensa del ex jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies. A su juicio la resolución “tiene una motivación cuando menos escasa” y que incurre en “errores de fechas y horas que se ven contradichos por elementos obrantes en el sumario”.

“La defensa interpondrá recurso de casación ante el Tribunal Supremo por entender que la sentencia es imprecisa en cuestiones esenciales, cuya debida correcta apreciación hubiera podido llevar a la absolución de los acusados”, anuncia el SPP en un comunicado en el que admiten la “decepción” ante el fallo.

Por su parte, fuentes próximas al segundo condenado, el inspector jefe José María Ballesteros, han confirmado que también recurrirá ante el Alto Tribunal después de que la condena haya caído “como una losa” en el policía.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado que su departamento no va a adoptar ninguna decisión sobre los dos policías condenados mientras que el Tribunal Supremo no haga firme esta sentencia en la que la Audiencia Nacional les ha impuesto un año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación.

“Cuando sea firme porque se han agotado los recursos a los que tengan derecho los interesados y los ejerzan, cuando ese fallo sea definitivo y se nos haya notificado, se cumplirá. Hasta que no llegue ese momento no vamos a tomar ninguna decisión en el Ministerio”, ha dicho Fernández Díaz al ser preguntado acerca de si tenía previsto cesar a los dos condenados.