Compartir

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

La escritora manchega Clara Sánchez, ganadora del LXII Premio Planeta 2013 con 'El cielo ha vuelto', ha agradecido este miércoles el galardón como un “regalo de la vida”, en una rueda de prensa en la que también ha asegurado que sabrá encajarlo correctamente y le llevará a seguir ejerciendo.

“Tengo la sensación de que me ha llegado en un momento en el que lo puedo encajar muy bien en la vida. Ni me sobrepasa ni me atemoriza. El Planeta es mío”, ha expresado, destacando que un premio no se lo da uno a sí mismo sino que es un reconocimiento de los demás.

Sánchez ha recordado que muchas personas, a lo largo de los años y tras publicar sus novelas –la primera la escribió en 1989–, le decían que en la próxima se haría con el Planeta, un premio que “tiene mucho peso”, algo que finalmente se ha cumplido y que ha definido como mágico.

La escritora ha resumido 'El cielo ha vuelto' como la historia de una exitosa modelo de pasarela que descubre que, en realidad, alguien le desea la muerte, lo que llevará a la protagonista a experimentar una metamorfosis personal desde la candidez hasta aprender de la vida y de los sentimientos.

Sánchez ha considerado que las personas siempre desean despertar reconocimiento y ser queridas, pero cuando se aprende que no es siempre así, se da un paso para comprender mejor la vida que, a pesar de que reste felicidad, mejora la personalidad de cada uno.

“No sé si soy mejor persona, pero sí soy capaz de comprender la vida mejor que a los 20 o a los 30”, ha asegurado, destacando que su experiencia como escritora también tiene muchos sinsabores y frustración.

MEJOR SIN TRISTEZA

En todo caso, y aunque “la tristeza es necesaria en algunos momentos de la vida”, ha asegurado que sus personajes no son mujeres tristes, sino hartas de alguna situación de la que quieren escapar, lo que incluso contiene un punto de rebeldía.

“La tristeza es algo que se contagia, que cala muy profundamente. Te impide disfrutar de la vida”, ha señalado, también en referencia a la protagonista de 'El cielo ha vuelto' y el papel que adoptará una vez consciente de su situación, y con la ayuda de una segunda mujer –Bibiana– que le servirá de guía.

Sánchez ha admitido que sus novelas no son militantes a nivel político ni social, aunque el hecho de escribir en la sociedad en la que está sí que refleja su “dimensión moral y ética”.