Compartir

Cree preciso asumir que, en paz y convivencia, “a pesar del deseo de consenso” no siempre lo hay, y no debe suponer “un freno” al proceso

NUEVA YORK, 13 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que trabaja para que Euskadi pueda ejercer en 2015 el derecho a decidir, tras alcanzar un consenso sobre el nuevo estatuto, si bien ha admitido que “hay que sentar las bases y propiciar el clima”, una labor que, en las actuales circunstancias, “exige mucho esfuerzo”.

Urkullu ha aludido al Plan de Paz y Convivencia del Ejecutivo, todavía en fase de borrador y que ha recibido ya las aportaciones de los partidos vascos, para asegurar que es necesario asumir que “a pesar del deseo del consenso, no siempre haya consensos” y ha advertido de que esa falta de acuerdos “en un primer momento” no tiene que “frenar” el impulso “a todo lo que es un proceso”.

En rueda de prensa en Nueva York, para hacer balance del viaje oficial a Estados Unidos, Urkullu ha puntualizado que 2020 es el límite que se plantea para conseguir una nueva Euskadi que ya haya ejercido su derecho a decidir, y haya conseguido otros objetivos como unos índices bajos de desempleo y pobreza, o la consolidación de la paz.

“Pero no estoy diciendo que en el año 2020. En esa perspectiva, tenemos seis o siete años por delante”, ha dicho, en referencia al anuncio realizado el pasado viernes en la Universidad de Colombia, en la que se refirió a esa fecha como tope para materializar su modelo de Euskadi, en el que incluyó una referencia al derecho a decidir.

El lehendakari ha mostrado su confianza en que “antes de 2020” se puedan conseguir los objetivos planteados, entre ellos, el de “ejercer el derecho a decidir”. “Es un proceso gradual, es un proceso evolutivo”, ha dicho.

Además, ha recordado que su Gobierno ha presentado un programa basado en el que el PNV defendió con motivo de las elecciones, que incluía un compromiso con la reactivación económica, la generación de empleo, la paz y la convivencia “y el análisis sobre el nuevo estatus”.

“Todos saben que yo he fijado 2015 como el año en que podamos debatir sobre estas cuestiones, para lo cual hay que sentar bases y propiciar un clima, y hoy vivimos una situación determinada que exige mucho esfuerzo para poder propiciar ese clima. Mi deseo es que podamos llegar a esa fecha, y en eso estoy trabajando”, ha puntualizado.

Esa fecha sería también la de su compromiso con el planteamiento de paz y convivencia, ámbito en el que, según ha recordado, todavía “se habla de las consecuencias de los que ha sido un pasado en la vida institucional vasca”, pese a que “han pasado dos años desde que ETA anunciara el cese definitivo de la actividad armada”. “Sí marco un plazo en lo que es el programa de Gobierno de esta legislatura”, ha apuntado.

También ha recordado que su pretensión es poner en marcha en el siguiente periodo de sesiones parlamentarias una ponencia para el estatus de autogobierno, en la que los partidos políticos presentarán sus iniciativas. De alcanzarse un acuerdo en 2015, se sometería a consulta, aunque ha mostrado su deseo de que el consenso se cierre antes. “Mejor en 2014”, ha indicado.

Urkullu ha asegurado que su visión futura para el País Vasco no se limita a determinadas fechas, porque ya trabaja “en un proyecto para la Euskadi del año 2030” en el conjunto de la UE “como territorio de excelencia”. “Tenemos que tener no sólo el corto plazo como objetivo, sino fundamentalmente el medio y largo plazo. Ojalá que algunas cosas que son perentorias para la convivencia en la sociedad vasca se consiga antes que tarde”, ha dicho.

PACIFICACIÓN

El lehendakari se ha mostrado satisfecho por los resultados obtenidos en materia de pacificación durante el viaje a Norteamérica, que le ha llevado a entrevistarse con el Instituto para la Paz de EEUU (USIP). De esta institución ha logrado el compromiso “en firme” para “trabajar por el proceso de paz”. También se ha reunido con el grupo de expertos académicos en resolución de conflictos que han realizado un informe sobre el borrador del Plan de paz del Gobierno vasco.

Las conclusiones presentadas por estas personalidades, entre las que ha destacado a Andrea Bartoli, señalan la vocación del proyecto del Ejecutivo por “construir en todos los ámbitos”, incluida la “participación social”, así como la importancia que se otorga al “presente, pasado y futuro”.

El lehendakari ha considerado necesario asumir, en el trabajo con partidos y agentes sociales, que “a pesar del deseo del consenso, no siempre haya consensos” y ha advertido de que esta falta de acuerdos “en un primer momento” no tiene que “frenar” el impulso “a todo lo que es un proceso”.

Urkullu ha insistido en que el Gobierno recabará otras opiniones al Plan de Paz y Convivencia en el ámbito de la UE, a través de las tres Universidades vascas -UPV, Deusto y Mondradón- que recogerán las aportaciones de otros centros de ámbito europeo a través de “un trabajo en red”.

El lehendakari ha valorado su visita al Memorial 9/11, que le ha servido para intentar hacerse con “dos conceptos” de trabajo, muchos de “tipo pedagógico” que en Euskadi se debe “contemplar” tanto en el Instituto de la Memoria como en el Centro Memorial, pendientes de su ejecución

BALANCE ABSOLUTAMENTE POSITIVO

Urkullu ha realizado un balance “absolutamente positivo” de su viaje oficial a EE.UU., donde ha explicado “la realidad, los retos y aspiraciones” de Euskadi para su presente y futuro. “Hemos hablado de nosotros, no de los demás, con absoluta transparencia y lo puede atestiguar el propio Gobierno español, cuyo representante ha estado en algunos de los encuentros”, ha dicho.

El presidente vasco ha afirmado que, durante las citas con académicos, políticos, representantes económicos y del ámbito social y cultural, se ha trasladado “la nueva realidad” de Euskadi, ahora “ilusionante” debido a los “tiempos incipientes” de paz, que ha esperado ver “consolidados”. “A veces, la sombra del terrorismo no dejaban ver las luces de la realidad de nuestro país”, ha afirmado.

A su juicio, gracias a los contactos establecidos durante estos días, se ha abierto “un cauce de relación” que permitirá “crear una corriente favorable a los intereses de Euskadi”. “Ése es nuestro concepto de lobby”, ha manifestado.

El jefe del Ejecutivo vasco ha dicho haber constatado “un deseo de profundizar en el conocimiento actualizado” de “lo que es Euskadi hoy en día”. “Creo poder decir que Euskadi despierta curiosidad”, ha afirmado.

El lehendakari regresa este lunes a Euskadi, después de girar una visita oficial de siete días a Norteamérica, donde ha desarrollado una intensa agenda política, económica y cultural en Washington, Milwaukeee y Nueva York.