Compartir

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, ha asegurado este lunes que a la compañía le conviene más premiar a autores emergentes porque los consagrados son más rentables ya que venden más ejemplares que la media de las novelas premiadas con el Premio Planeta.

En la rueda de prensa sobre el Premio Planeta 2013 y preguntado sobre los posibles ganadores, Lara ha dicho: “A mí no me sale rentable premiar a un autor consagrado”, ya que estos autores le reportan más ventas de las que le da el premio.

Por ejemplo, publicar a Carlos Ruiz Zafón o a María Dueñas significa unas ventas de más de un millón de ejemplares, mientras que la publicación del premio Planeta le reporta medio millón de libros.

Para demostrar que este premio es transparente y sin manipulaciones, ha puesto el ejemplo del autor premiado hace unos años, Néstor Zárate –con 'La Cárcel'– que, para sorpresa de la organización, estaba muerto hacia unos años, lo que planteó un problema a la hora de promocionarlo, ha dicho.

“Entiendo que es más creíble y más fácil que la gente crea que está todo muy amañado, pero yo les diré que no”, y lo ha zanjado retando a la gente a pensar lo que quiera porque el jurado hará lo que le dé la gana, ha dicho.

Sobre las novelas presentadas al concurso, el secretario del jurado, Emilio Rosales, ha destacado el alto nivel de participación de las 478 obras presentadas, con un centenar procedentes de América, y con una novela recibida desde Australia.

NOVELAS DEL MUNDO ACTUAL

Con una altísima participación que contiene todos los géneros, novelas históricas, políticas, familiares y costumbristas, predominan las novelas que se enfrentan al mundo actual y “bucean en los conflictos de los protagonistas en sus miedos, ilusiones, frustraciones y anhelos”, con la esperanza de que los lectores se sientan identificados, ha dicho.

Esta aproximación se ha hecho desde la intriga y también desde planteamientos más emocionales, con una mayoría de textos que buscan la identificación con el lector, y con el denominador común de temática femenina, según el miembro del jurado Juan Eslava, que ha dicho: “Es costumbrismo moderno y alguna novela no feminista, sino femenina, y no necesariamente escrita por una mujer”.