lunes, 10 agosto 2020 18:41

El Gobierno implicará a las CCAA en el plan de lucha contra la corrupción

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha adelantado que el Ejecutivo abrirá un “cauce de audiencia pública” para que las comunidades autónomas puedan ofrecer su “opinión” y pronunciarse sobre el plan de regeneración democrática en el que lleva varios meses trabajando. Según ha recalcado, es “muy importante” trabajar “juntos” en la lucha contra la corrupción y ha dado la “bienvenida” a la “voluntad de colaboración” expresada por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros un día después de que la presidenta andaluza reclamase al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que lidere un pacto anticorrupción en el que implique tanto a partidos como a comunidades autónomas, ya que, según dijo, hay que ser “implacables” contra esa lacra.

Sáenz de Santamaría, que ha valorado de “manera muy positiva” la reunión entre Rajoy y Díaz en el Palacio de la Moncloa, ha subrayado que es “importante” ir de la mano en la lucha contra la corrupción. “Bienvenidas todas aquellas instituciones que estén dispuestas o consideren oportuno ese plan de regeneración democrática que el Gobierno nacional viene poniendo en marcha desde hace meses”, ha enfatizado.

YA CONVERSACIONES CON CiU, PNV Y UPyD

Santamaría ha recordado que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 20 de septiembre un informe con 40 medidas de regeneración divididas en tres grandes bloques: uno relativo a la regulación de la actividad-económica financiera de los partidos; otro centrado en una mejor regulación de las funciones y ejercicio de los cargos públicos; y un tercero con medidas procesales y penales de lucha contra la corrupción.

Una vez aprobado ese informe, ha señalado que ella misma se puso en contacto con los portavoces de los grupos parlamentarios para hablar de ese paquete normativo. “Hemos empezado las conversiones con algunos de esos grupos, con PNV, CiU y UPyD. Y por parte del PSOE, estamos a la espera de que nos confirmen si quieren participar en ese proceso y designen a la persona con la que podemos entendernos y trabajar”, ha enfatizado.

Sáenz de Santamaría ha resaltado que el Gobierno y el PP estarían “encantados” de trabajar con los socialistas porque es “bueno” en esta primera fase -cuando aún no se han presentado los anteproyectos de ley en el Consejo de Ministros– poder discutir aspectos y “enriquecer el pacto”. “Por su puesto, si las comunidades autónomas quieren participar en este proceso, bienvenidas”, ha apostillado.

Por eso, ha adelantado que el Gobierno tiene previsto abrir un “cauce de audiencia pública con todas las comunidades sobre esos anteproyectos cuando sean remitidos al Consejo de Ministros para que puedan dar su opinión”. Además, ha dicho que el Ejecutivo está “abierto” al “máximo debate parlamentarios” sobre esas medidas, a pesar de que ya tienen los trabajos “muy avanzados”.

A su entender, se trata de una tarea que no es “exclusiva” del Gobierno. “Y si los grupos parlamentarios quieren enriquecerlo y participar, no tenemos otra cosa que hacer que agradecérselo porque compartimos con la presidenta de la Junta de Andalucía que es un problema de todos”, ha proclamado, para añadir que hay que trabajar para que haya una “mayor transparencia” en el ejercicio de la función política.

AL GOBIERNO LE “GUSTARÍA” CONTAR CON EL PSOE

Al ser preguntada si ahora después del pacto anticorrupción que planteó Susana Díaz, el Gobierno espera un cambio de actitud del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para llegar a acuerdos, la vicepresidenta ha señalado que no le corresponde a ella decir cuál va a ser la posición del PSOE.

“Por parte del Gobierno queremos hablar con todos, nos hemos dirigido a todos y seguiremos avanzando en ese proceso, con los grupos parlamentarios y las comunidades autónomas”, ha indicado, para reiterar que al Ejecutivo le gustaría que trabajaran “todos juntos” porque es un “problema” que “atañe a todos en su conjunto”.

Ante las declaraciones de Susana Díaz asegurando que la Ley de Transparencia –ahora en trámite en el Senado– podría ser contraria a algunas competencias autonómicas, la vicepresidenta ha dicho que quería “tranquilizarla” en ese sentido, ya que, según ha explicado, el PP ha llegado a acuerdos con algunos grupos parlamentarios, especialmente CiU y PNV, y “a partir de la normativa básica que establece la ley, las comunidades puede aprobar su propias leyes de transparencia” de acuerdo “a su capacidad de autoorganización”. De hecho, ha señalado que Galicia ya lo hizo en la pasada legislatura.

Artículos similares