Compartir

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

El Pleno de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A ha aprobado este viernes los días 23 y 24 de noviembre en Granada el congreso regional extraordinario en el que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, será elegida nueva secretaria general del partido, en sustitución de José Antonio Griñán.

Según ha informado en rueda de prensa el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, será el congreso “más abierto y participativo” de la historia del partido en Andalucía con 800 delegados.

El Congreso Regional del PSOE-A se celebrará justo dos semanas después de la Conferencia Política del partido. Al tratarse de un congreso extraordinario para elegir a la nueva secretaria general, no habrá ponencia marco de debate.

Este viernes se cerrará el censo de militantes del PSOE-A del que saldrán los 800 delegados y que se estima en unas 46.000 personas. Del 21 al 27 de octubre se desarrollarán las asambleas locales de todas las agrupaciones del partido para elegir a los delegados que acudirán a los congresos provinciales, que se celebrarán del 31 de octubre al 6 de noviembre, de los que saldrán los delegados para el congreso regional.

Mario Jiménez ha manifestado que aunque serán los militantes los que tendrán la palabra y decidirán de manera democrática quién es la persona que estará al frente de la Secretaría General, hay una opinión “generalizada y unánime” en el partido de que la persona con más capacidad y fuerza y que mejor representa el nuevo tiempo es Susana Díaz.

Ha señalado que el PSOE-A va a demostrar con este congreso que es un partido unido, cohesionado y que está volcado en resolver los problemas de los ciudadanos en todas las instancias donde tiene capacidad de decisión, al tiempo que se va a fortalecer su posición como partido de gobierno.

“IMPULSAR EL PROYECTO SOCIALISTA”

“Este congreso va a dar un nuevo impulso al proyecto socialista en Andalucía y España”, según ha sentenciado Mario Jiménez, para quien también ayudará al fortalecimiento del proyecto de país y a que Andalucía sea una referencia desde el punto de vista político e institucional.

El PSOE-A, según ha agregado el dirigente socialista, se va a revelar como un partido “más participativo, abierto, transparente y democrático”, mientras que se ha mostrado convencido de que el proceso de elección de un nuevo liderazgo en el PSOE-A está sumando positivamente al trabajo de la Comisión Ejecutiva federal del partido y ayudará a su configuración como una alternativa real de gobierno frente al PP.

Mario Jiménez ha insistido en que será el congreso más participativo de la historia del PSOE-A, con unos 800 delegados y un total de 1.000 participantes. “El PSOE-A va a trasladar una imagen de fortaleza, de unidad y de responsabilidad”, según ha expresado el vicesecretario general.

Ha señalado que en estos momentos, en que termina el trabajo de la actual Ejecutiva Regional, el PSOE-A es un partido más decisivo que nunca en el contexto de Andalucía y de España, fruto del trabajo de miles de militantes.

Preguntado sobre si él da por cerrada una etapa en la dirección del PSOE-A, Mario Jiménez se ha limitado a señalar que eso no tiene el “más mínimo interés en estos momentos”.