Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa ha decidido recortar este año un poco más el presupuesto dedicado al desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, ya que ha organizado una parada que conllevará un ahorro de más de 150.000 euros con respecto a la de 2012.

Fuentes del departamento que dirige Pedro Morenés han confirmado a Europa Press que el coste total del desfile militar de este año será de aproximadamente 823.000 euros, al tiempo que han destacado que el formato será muy similar al del año pasado.

De esta forma, el ministerio ha decidido dar continuidad a las medidas de austeridad que ya impuso el año pasado a causa de la crisis. En 2012, el ahorro fue de más del 60 por ciento con respecto al año anterior, cuando Defensa, entonces bajo la dirección de Carme Chacón, se gastó hasta 2,8 millones en el desfile del 12 de octubre.

ENTRENAMIENTO DE LA PATRULLA ÁGUILA

Las fuentes consultadas han precisado que, al igual que en 2012, el único ejercicio aéreo que podrá verse en el desfile de este año será el de la Patrulla Águila, cuya participación en la parada se incluirá dentro de sus horas de vuelo y entrenamiento para no incrementar el gasto.

Además, parte del ahorro también provendrá de los retoques realizados en la tribuna presidencial, ya que las fuentes han indicado que este año se han invertido 60.000 euros menos en esta instalación. Allí estará el Príncipe de Asturias, quien presidirá este año el desfile en ausencia del Rey don Juan Carlos, convaleciente de su última operación de cadera.

Junto a Don Felipe, estarán en la tribuna presidencial la Princesa de Asturias, el presidente del Gobierno, el ministro de Defensa, los presidentes de Congreso y Senado y del Tribunal Constitucional, así como el jefe del Estado Mayor de la Defensa, entre otras autoridades.

DESFILE AUSTERO, PERO DIGNO

El ministro de Defensa ha destacado esta mañana que el desfile de este año, al igual que el de 2012, es “muy digno” aunque sea “austero”, si bien ha remarcado que ambos términos “no son contradictorios” porque “hay pocas cosas más dignas que la austeridad”.

“No sé si nos tendremos que ir acostumbrando”, ha señalado Morenés, tras lo cual ha dejado claro que la “prioridad” de las Fuerzas Armadas está en el adiestramiento y las operaciones más que en los “actos tradicionales”.

Ante la ausencia del Rey este año, el ministro ha señalado que Don Juan Carlos “sabe muy bien” que ahora tiene que dedicarse a su proceso de rehabilitación y “tomárselo con mucha calma” tras la intervención quirúrgica a la que se sometió el pasado 24 de septiembre.