Compartir

TARRAGONA, 6 (EUROPA PRESS)

Unas 3.000 personas se han manifestado este domingo a mediodía en las Cases d'Alcanar (Tarragona), según el primer recuento policial, para exigir el cierre y desmantelamiento del depósito submarino de gas Castor, que presuntamente ha provocado continuos pequeños terremotos en la zona.

Los organizadores, la Plataforma Ciutadana en Defensa de les Terres del Sénia, cifran en 6.000 los asistentes y han asegurado que presentarán una denuncia ante la Fiscalía de Castellón por los “daños” producidos y que ofrecerán un escrito tipo de denuncia para que cualquier persona pueda denunciar a título individual, en declaraciones al canal 3/24 recogidas por Europa Press.

El alcalde de Alcanar, Alfons Montserrat (ERC), ha cifrado en más de 400 los movimientos sísmicos que se han producido en la zona y ha valorado que, si hasta ahora sólo se ha inyectado parte del gas que servirá de base del almacén, la compresión de introducir más y la descompresión de extraerlo cuando esté plenamente operativo el depósito supondrá un “riesgo evidente” para la población.