jueves, 1 octubre 2020 22:23

La Santa Sede analizará un presunto milagro por curación “inexplicable” de una mujer atribuida a un sacerdote valenciano

VALENCIA, 5 (EUROPA PRESS)

El arzobispado de Valencia ha remitido a la Santa Sede la instrucción de un “presunto milagro” atribuido a la intercesión del fundador del Instituto Secular de las Obreras de la Cruz, el sacerdote valenciano Vicente Garrido Pastor, (Benaguacil, 1896- Valencia 1975), actualmente en proceso de canonización.

Se trata de la curación “científicamente inexplicable” de una mujer de Albacete a la que en 2003 los médicos le dieron diez meses de vida por un cáncer incurable del que se curó completamente tras encomendarse a Vicente Garrido Pastor, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Transcurrido el periodo de estudio del “presunto milagro” en la fase diocesana, el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, clausuró este viernes en el salón de actos de la Vicaría de Evangelización del Arzobispado esta fase para que el tribunal creado 'ex professo' en Valencia y formado por sacerdotes, médicos y peritos en diversas materias remita ahora la documentación a la Santa Sede para que continúe allí el proceso.

Monseñor Osoro ha destacado en la clausura de esta fase que supone “una gracia que el Señor da a nuestra Iglesia diocesana” y, también, “la presencia de las Obreras de la Cruz en muchos lugares del mundo es una gracia para toda la Iglesia”. Igualmente, el prelado ha señalado que Vicente Garrido fue “un hombre que regaló una gran familia a la Iglesia” y que “en estos momentos necesitamos hombres como él”.

Asimismo, “ahora tenemos una tarea, que es rezar y pedirle al Señor que la santidad de don Vicente sea reconocida cuanto antes”. En la clausura de la fase diocesana de la instrucción del “presunto milagro” participaron familiares de la mujer curada, entre ellos su hermana y su hija, así como autoridades del pueblo natal del sacerdote, representantes de las Obreras de la Cruz y amigos y colaboradores del Instituto Secular.

CONGREGACIÓN PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS

Una vez llegue a Roma, el caso será valorado por un congreso de médicos de la Congregación para las Causas de los Santos, posteriormente por una comisión de teólogos y, finalmente, por la de obispos y cardenales que remitirían y presentarían la documentación al Papa quien promulgaría el “decreto de milagro”.

La “posible gracia” obrada por intercesión del siervo de Dios Vicente Garrido Pastor corresponde a una curación “inexplicable” de una madre de familia de Albacete, a quien le fue diagnosticado en el año 2003 un “adenocarcinoma de endometrio estadio IVB, por afectación metastásica en cadera derecha” con una esperanza de vida de diez meses, según ha explicado el delegado para las Causas de los Santos, del Arzobispado de Valencia, Ramón Fita.

Transcurridos diez años desde entonces, y después de numerosos controles y valoraciones médicas por parte de especialistas oncólogos de varios hospitales, en el año 2011, los últimos informes y pruebas realizadas constataron la “remisión completa” del tumor y la “ausencia actual” de la enfermedad.

FUTURA BEATIFICACIÓN

La mujer en la que se obró el “probable milagro”, durante su larga enfermedad, “se encomendaba y sigue encomendándose al siervo de Dios Vicente Garrido a quien le guarda enorme devoción”, ha asegurado. “Al tratarse de una 'causa de virtudes', para llegar a la beatificación se requiere la aprobación de un milagro”, ha precisado Fita, quien ha añadido que “si la causa llegara a su fin, vendría de inmediato la beatificación”.