Compartir

BILBAO, 5 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha considerado que la izquierda abertzale “sigue encadenada al fascismo de la imposición de ETA” y le ha pedido que “rompa amarras” con la banda. Además, ha afirmado que “el mundo de ETA” tiene el problema de decirle a los presos que su “único camino es cumplir la ley y las penas”, y quieren que los demás “se lo resuelvan”.

En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, Quiroga ha afirmado que los insultos de “fascistas y falangistas” a los representantes de los populares vasco, o actuaciones como precintar la entrada de la sede del PP en San Sebastián con carteles a favor del acercamiento de presos, no se corresponden con el momento que se vive en Euskadi porque los vascos “han pasado página” al respecto.

A su juicio, se está en otra situación “en la que ETA dice que deja de matar y toma esa decisión”, y todos “miran el futuro de otra manera, pero aquí hay algunos que no rompen amarras, que siguen encadenados a ETA, al fascismo de la imposición de ETA”. “Y lo que le estamos pidiendo desde la sociedad vasca es que rompan ya con ETA y nos dejen vivir en libertad”, ha añadido.

La líder del PP vasco cree que la ciudadanía vasca puede “encarar ahora el siglo sin violencia, sin tener que estar demandando paz y libertad”.

Además, se ha mostrado favorable al diálogo para que las cosas “no se emponzoñen”, pero ha señalado que lo que ocurre con la izquierda abertzale, Herrira y “todo el mundo de ETA es que tienen un problema y quieren que los ciudadanos se lo resuelvan”.

“Tienen un problema porque ahora tienen muchas personas que están en la cárcel y que su único horizonte es el de cumplir con las penas, con lo que la ley, las normas que nos hemos dado todos de una manera democrática exige”, ha añadido.

“EL CAMINO EQUIVOCADO”

En este sentido, ha recordado que “tienen que mirar a los ojos a esas personas y decirles que todo lo que han hecho no han valido para nada, que han tirado muchos años de su vida a la basura” porque “era el camino equivocado”.

“La sociedad vasca, la democracia ha ganado y se ha impuesto, con la lucha de muchos y el sacrificio de muchas personas. Por eso, estamos en ese momento en el que quieren que les pongamos una pista de aterrizaje especial para todos ellos, y nosotros les decimos que la pista de aterrizaje ya está, y es la de la democracia, con todas sus consecuencias”, ha añadido.

De esta forma, ha apuntado que ellos “tienen que aceptar esas reglas de juego”. “Queda hora el trecho de incorporarse plenamente a la democracia”, ha indicado.

Arantza Quiroga se ha referido al episodio vivido el pasado jueves en el Parlamento vasco, en el que el que, desde la bancada de EH Bildu, se llamó “fascista” al popular Borja Sémper, y ha afirmado que “la democracia es que a uno le digan cosas que no se quieren escuchar” en alusión al hecho de que el parlamentario del PP afirmara que la pretensión de su partido es “combatir el independentismo”, que la coalición soberanista respondió con el insulto. “Lo que hay que hacer es rebatir con la palabra y los argumentos cosas que no nos gustan”, ha precisado.

En este sentido, ha considerado que todavía queda “un camino largo que recorrer” y los demócratas deben afrontarlo “desde la exigencia” para que la izquierda abertzale “se incorpore a la sociedad”.