Compartir

La Policía Nacional ha desarticulado un punto de venta de crack situado en un domicilio de Las Palmas de Gran Canaria, en una operación que se ha saldado con la detención de tres personas y la incautación de pequeñas cantidades de sustancia estupefaciente.

En un comunicado, la Policía ha explicado que los agentes de la Comisaría de Distrito Norte de Las Palmas iniciaron meses atrás una investigación para esclarecer varios delitos de receptación y de tráfico de drogas.

La primera fase culminó el pasado mes de agosto, con la detención de tres personas por delitos de receptación y la incautación de 100 bicicletas robadas cuando iban a ser sacadas de la isla.

La segunda fase se ha centrado en el cabecilla de los tres detenidos de la fase precedente. Esta persona, junto a dos colaboradores, se encargaría de la elaboración y venta de sustancias estupefacientes, principalmente crack.

La manipulación y comercialización de la droga se realizaba en dos viviendas ubicadas en unos conocidos apartamentos de Las Palmas de Gran Canaria. La operación ha culminado con la incautación de cerca de 30 dosis de crack dispuestas para el consumo, una báscula de precisión digital usada para el pesaje de la droga, así como objetos de presunta procedencia ilícita.