Compartir

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha abierto una actuación de oficio para esclarecer las circunstancias que rodean el caso del joven de 23 años que falleció “totalmente desnutrido y deshidratado” en el albergue municipal de Sevilla y que había llegado a estas instalaciones de madrugada, tras recibir el alta a las 2,00 horas del mismo miércoles en un centro hospitalario hispalense.

En declaraciones a Europa Press, Maeztu ha explicado que esta mañana ha convocado una reunión “de urgencia” con los asesores y adjuntos de la Defensoría y se ha decido abrir una investigación de oficio, porque “se trata de un hecho muy lamentable, del que todavía no tenemos ningún dato”. Por tanto, “ya hemos solicitado los informes previos de petición para la investigación tanto al Hospital Virgen del Rocío como a los servicios sociales municipales”.

“Vamos a trabajar para ver qué ha pasado, cómo con una desnutrición tan severa esta persona ha podido salir del Hospital directamente a un albergue, y cómo en una cola ha podido caer muerto”, lamenta Maeztu, quien afirma que “hay que ser serios en esta investigación, ver dónde se han dado los errores o posibles negligencias, y tratar de que eso no se vuelva a repetir”.

Además, Maeztu ha apuntado que a lo largo de la mañana está recibiendo a ciudadanos e instituciones “interesándose por la triste noticia y el trágico desenlace, y que han pedido que la Oficina adopte las medidas necesarias para tratar de esclarecer este lamentable suceso”, porque, insiste, “el Defensor tiene que ser muy sensible con esta situación”, y “vamos a poner todo el interés del mundo para que esta situación no se repita”, concluye.