miércoles, 30 septiembre 2020 9:29

El Banco de Japón mantiene su plan de estímulo

TOKIO, 5 (EUROPA PRESS)

El Consejo del Banco de Japón (BoJ) ha decidido por unanimidad en su reunión de política monetaria de octubre mantener sin cambios su actual programa de estímulos monetarios y compras de deuda ante la “moderada recuperación” de la economía japonesa.

“La economía de Japón se está recuperando de forma moderada”, indicó la institución en un comunicado, donde señaló que las economías internacionales en general están mejorando de formar gradual, aunque se ven señales de un “comportamiento mediocre”.

En este sentido, el BoJ destacó que las exportaciones han repuntado de forma gradual, así como que empiezan a aumentar las inversiones fijas de las empresas debido a la subida de los beneficios corporativos. Por su parte, la inversión pública ha continuado incrementándose, al igual que la inversión en vivienda.

Asimismo, el consumo privado se ha mostrado “resistente” y se han observado algunas mejoras en el empleo y en los ingresos. “Como consecuencia de estos elementos de la demanda, tanto a nivel doméstico como internacional, la producción industrial se está incrementando de forma moderada”, añadió el BoJ.

De este modo, el instituto emisor japonés espera que la economía japonesa continúe su recuperación a un ritmo “moderado” y confía en que la inflación aumentará de manera gradual.

No obstante, el BoJ advirtió de que todavía persisten riesgos como la elevada incertidumbre respecto a la economía nipona, incluyendo las perspectivas para el problema de la deuda en Europa y la evolución de las economías emergentes y exportadoras de materias primeas, así como el ritmo de recuperación de EEUU.

En este contexto, asegura que mantendrá “tanto tiempo como sea necesario” sus medidas de alivio monetario para lograr alcanzar el objetivo de estabilidad de precios del 2%, así como que examinará los riesgos tanto al alza como a la baja para la actividad económica y los precios para hacer los ajustes apropiados en caso de que fuera necesario.

“Este tipo de política monetaria apoyará la evolución positiva de la actividad económicas y los mercados financieros, contribuirá a incrementar las expectativas de inflación y llevará a la economía de Japón a superar la deflación que ha durado casi quince años”, subraya.