Compartir

LIUBLIANA, 3 (Reuters/EP)

La primera ministra eslovena, Alenka Bratusek, ha amenazado este jueves con dimitir del Gobierno si no es reelegida al frente de su partido este mes, argumentando que el país no tiene tiempo para “juegos mientras trata de evitar el rescate.

La renuncia de Bratusek provocaría casi con toda probabilidad elecciones anticipadas, demorando una serie de medidas para sanear las finanzas del país y evitar que tenga que ser el último miembro de la zona euro en ser rescatado por la UE y el FMI.

En un reto directo a la autoridad de Bratusek, el alcalde de Liubliana, Zoran Jankovic, quien creó el partido Eslovenia Positiva en 2011 pero renunció en febrero, anunció el miércoles que se enfrentará a la primera ministra en el congreso del partido el 19 de octubre.

Los aliados de Bratusek han dicho que abandonarán la coalición si Jankovic, que se ha visto salpicado por acusaciones de corrupción, vuelve a ser el líder del partido. El Gobierno ya tiene pendiente una moción de confianza, prevista para noviembre, por el presupuesto para 2014.

Aunque técnicamente Bratusek puede seguir como primera ministra sin ser líder de su partido, ésta ha dejado claro que no lo hará. “El hecho es que otra persona tendrá que intentar formar gobierno si no tengo apoyo suficiente en el partido”, ha advertido en un comunicado.

“Mi principal preocupación es cómo reestructurar los bancos, confirmar un presupuesto sostenible, iniciar un nuevo ciclo de desarrollo e inversión”, ha asegurado, advirtiendo de que “debería estar claro para todo el mundo que el tiempo de los juegos ha acabado”.