martes, 22 septiembre 2020 11:50

El juez del 'caso Blesa' pide tiempo para examinar la causa abierta en su contra

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha aplazado al 16 de octubre el interrogatorio del juez Elpidio José Silva, instructor del 'caso Blesa', después de que éste haya pedido más tiempo para examinar la causa en la que está imputado por la comisión de varios delitos cometidos durante la investigación abierta contra el expresidente de Caja Madrid.

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, en la actualidad suspendido temporalmente de sus funciones, ha llegado este miércoles con 45 minutos de retraso a declarar ante el magistrado de la Sala de lo Civil y Penal, Jesús Gavilán, que instruye la querella que la Fiscalía presentó en su contra el pasado julio y que fue admitida días después por el tribunal.

La vista, celebrada a puerta cerrada, ha comenzado poco después de las 10.00 horas con el abogado de Silva, Carlos Yunta, y los letrados del que fuera jefe de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, y del exbanquero Miguel Blesa, como acusaciones particulares perjudicadas por la gestión de Silva, cuyo abogado ha solicitado suspender la declaración para tener un conocimiento más preciso de la causa.

El magistrado Gavilán ha denegado suspender la comparecencia y las partes han aguardado la llegada de Silva. Aunque su defensa le ha aconsejado no declarar porque no había tenido tiempo suficiente para analizar las actuaciones, su cliente ha optado por comenzar a responder a las preguntas del fiscal Manuel Moix.

Después de que el fiscal le haya formulado alrededor de cinco preguntas sobre los autos que firmó durante la instrucción del 'caso Blesa', el juez se ha acogido a su derecho a no declarar alegando que la causa estaba incompleta y necesitaba tiempo para que él y su abogado examinaran el procedimiento, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El Fiscal Superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix, ha indicado que no le ha sorprendido que el juez interrumpiera su declaración puesto que antes lo había advertido su defensa. Al ser preguntado sobre la tardanza de Silva, ha destacado que estaba “convencido de que iba a acudir porque es un señor juez y es el primero que sabe lo que comporta no acudir a un llamamiento judicial”.

La representación de Manos Limpias, que denunció a Blesa ante Silva, también se ha presentado inicialmente a la vista, pero el magistrado del Tribunal Superior de Justicia la ha emplazado a abandonar la sala hasta que precisen en calidad de qué están personados en el procedimiento.

Según ha dicho Luis Pineda, abogado de Manos Limpias, ante los medios de comunicación se personarán como perjudicados en este procedimiento que, en su opinión, demuestra que “un banquero con un poder político inmenso es intocable” y revela el “acoso a un juez que ha actuado con rectitud, honorabilidad y legalidad”.

QUERELLA DE LA FISCALÍA

La querella presentada por la Fiscalía de Madrid se refiere a delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y delitos contra la propiedad individual que habría podido cometer en varias decisiones sobre la investigación del crédito a Gerardo Díaz Ferrán y la compra del City National Bank de Florida, entre ellas la de enviar a Blesa a prisión incondicional el pasado 5 de junio.

La Audiencia Provincial de Madrid anuló el pasado 19 de junio la instrucción realizada por el juez Silva por el tema del crédito al considerar que el magistrado había convertido indebidamente el proceso contra Miguel Blesa en una “causa general en busca de los responsables de la crisis económica que atravesamos y su castigo”. Dejó abierta sin embargo la puerta a que se sigan investigando los hechos relacionados con el City National.

En su querella, la Fiscalía argumenta que Elpidio Silva cometió un delito de prevaricación porque adoptó diversas resoluciones “que no pueden ser explicadas mediante ninguna interpretación razonable efectuada con los métodos usualmente admitidos en Derecho”, imponiendo de esta forma “su propia voluntad y criterio sobre la interpretación racional de la ley”.

En este sentido, la Fiscalía repasa las decisiones del juez para la reapertura de las actuaciones contra Blesa por la concesión del crédito a Díaz Ferrán, dos años después de haber acordado su sobreseimiento y sin que durante ese periodo hubiera aparecido “nada nuevo que lo justificase”.

La Fiscalía considera así “ilógico e improcedente” el modo por el que Elpidio Silva reabrió el caso, justificando su “arbitraria decisión” en razón a criterios como la alarma social derivada de la crisis económica mundial y la implicación en la misma de las entidades financieras. El recurso sostiene que estos “no constituyen argumentos jurídicos, sino que se revelan como razones totalmente ajenas a Derecho”.

Pero además, se querella contra el magistrado por retardo malicioso por no dar trámite hasta dos meses después a los recursos interpuestos contra el secreto de las actuaciones acordado “con el fin de impedir a las defensas acceder al procedimiento”, sin que a su juicio existiera “motivo legal alguno” para adoptar la medida.

La Fiscalía también denuncia al juez por dos delitos contra la libertad individual en los dos autos en los que dictó prisión para Blesa, el primero de ellos bajo fianza de 2,5 millones de euros y el segundo sin fianza.

La querella argumenta que el magistrado adoptó esta medida contra Blesa a instancias únicamente del sindicato Manos Limpias, que justifica que no tenía condición de parte para realizar la petición, y aporta un auto que estableció la inadmisión de su personación como acusación particular por no tener la consideración de perjudicado en proceso.