Compartir

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dado “muchos pasos equivocados” pero ha recalcado que “aún está a tiempo de tener gestos de grandeza”. Dicho esto, ha apelado a la “responsabilidad” y a la “reflexión” para no provocar “incertidumbre” ni crear “falsas expectativas”.

Así se ha pronunciado Rajoy desde Astana (Kazajstán) en una rueda de prensa tras mantener un encuentro con el presidente del país, Nursultán Nazarbayev, en el marco de un viaje oficial centrado en imupulsar las relaciones comerciales.

El jefe del Ejecutivo ha declarado que él quiere “una Cataluña española y una España catalana”. “Eso es lo que quiero y por lo que voy a dar la batalla”, ha enfatizado, al ser preguntado por la decisión aprobada el pasado viernes en el Parlamento catalán de llevar al Congreso la reclamación de una consulta en Cataluña.

“EL GOBIERNO, SIEMPRE EN LA LEGALIDAD”

Tras admitir que ha estado “atento” a las votaciones que se han producido en el Parlamento catalán, Rajoy ha avisado que su Ejecutivo “va a estar siempre en la legalidad” porque, según ha dicho, no respetar la ley supone “liquidar las normas de convivencia” dadas entre “todos”.

En este sentido, ha abundado que “todos” deben cumplir la ley, en especial los gobernantes. “Apelo a la responsabilidad de todos”, ha solicitado, para insistir en que tanto él como Artur Mas tienen que actuar con “toda la responsabilidad del mundo”.

Rajoy ha señalado que en Cataluña se están produciendo decisiones que “lo único que hacen es generar división”, algo que, según ha resaltado, “no es bueno”. “Creo que hay decisiones que solo están generando incertidumbre e inestabilidad y eso tampoco es bueno. Probablemente alguien debiera hacer una reflexión y ver cuáles han sido los resultados de las decisiones que ha tomado a lo largo del último año y medio”, ha enfatizado.

PIDE A ARTUR MAS VALORAR LAS CONSECUENCIAS

El jefe del Ejecutivo, que ha emplazado a Artur Mas a “pensarse mucho las cosas” y “valorar bien sus consecuencias”, ha indicado que su Gobierno va a actuar con “serenidad, responsabilidad y en el marco de la ley”.

Una vez más, Mariano Rajoy ha recordado que Cataluña y el resto de España han vivido “siempre juntos”, ya que les unen lazos de todo tipo, desde culturales y sociales hasta comerciales. A renglón seguido, ha recordado que se vive en una etapa en la que se va a “grandes uniones” y no a “procesos de división”.

Rajoy ha preguntado qué sentido tiene que en la UE se esté hablando de unión política o cambiaría cuando hay quien está planteando cuestiones que “van en dirección contraria”. “El mundo no va por ahí –ha manifestado–. Yo no quiero una Cataluña fuera de Europa ni fuera de los grandes organismos internacionales y aislada”.

Dicho esto, ha hecho de nuevo una llamada a la responsabilidad para que no se cree “incertidumbre” ni se generen “falsas expectativas”. “Si hay algún momento en que los políticos deben estar a la altura son momentos como éste y pido que las decisiones que se adopten se piensen, que se le den una vuelta y la contraria y que se estudien bien las consecuencias”, ha concluido.