Compartir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha pedido “no especular demasiado” y “esperar a ver qué pasa” con el caso de Asunta, la niña que apareció muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña), y cuyos padres han ingresado en prisión acusados de homicidio, una imputación que podría ser modificada por la de asesinato según los hallazgos que revelen los resultados de toxicología.

En una entrevista concedida a la Cadena SER, que recoge Europa Press, ha valorado que los agentes “tienen un muy buen olfato” y “desde el primer momento les parecieron un poco incoherentes las versiones que escuchaban de los padres”, por ello ha pedido “dejarlos trabajar”.

Asimismo, ha asegurado que la Delegación “no tiene más información” del caso debido al secreto de sumario decretado, y se procura, a través de la Guardia Civil, “asistir al juez en todo lo que pide”.

En este sentido, ha llamado a esperar a las pruebas que “se están practicando en laboratorios” para aportar luz sobre el caso, que aguarda “se resuelvan los más rápido posible”.

Al respecto, ha remarcado que “los casos de este tipo, sobre todo si involucran a niños, son especialmente difíciles”, de forma que emplaza a “no especular demasiado”.