Compartir

En la entrevista, el presidente volvió a negar su implicación en el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en los alrededores de Damasco y explicó que, a pesar de que está completamente dispuesto a cumplir con su parte del acuerdo para entregar su arsenal, cree que existen “problemas técnicos” dado que los rebeldes controlan zonas de acceso a los almacenes de armas químicas.

Sobre una solución pacífica al conflicto sirio, Al Assad indicó que no tiene voluntad de negociar con grupos armados ni con los partidarios de una intervención militar en el país, y reiteró su voluntad de que se mantendrá en el poder mientras así lo quiera el pueblo sirio.