Compartir

NUEVA YORK, 27 (EUROPA PRESS)

El comité de vigilancia interna de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense tiene constancia de al menos una decena de casos en los que varios de sus trabajadores emplearon recursos de vigilancia de la organización incluso para investigar problemas sentimentales.

La investigación fue iniciada a petición del senador republicano Chuck Grassley, que al término de las pesquisas ha recibido una misiva de la NSA que recoge estos incidentes relativos al “abuso de los sistemas de recolección de datos de inteligencia exterior”, según informa hoy la cadena estadunidenses CNN.

Al menos seis de estos incidentes han sido remitidos al Departamento de Justicia, que podría contemplar la imputación de varios de estos trabajadores, que no aparecen identificados en el documento.

Por ejemplo, en uno de los incidentes un empleado civil empleó el sistema de la NSA para escuchar conversaciones telefónicas de nueve mujeres extranjeras desde 1998 a 2003 sin ningún tipo de razón justificable.

Este caso salió a la luz cuando una trabajadora extranjera de la NSA comenzó a sospechar que el hombre, con el que mantenía relaciones sexuales, estaba escuchando sus conversaciones. Se da además el agravante de que el individuo acusado llegó a escuchar conversaciones de ciudadanos estadounidenses, lo que necesita de una orden judicial.

El senador Grassley inició estas pesquisas en el marco del examen público al que se está viendo sometida la NSA tras las revelaciones efectuadas por su ex trabajador Edward Snowden, actualmente en Rusia bajo asilo político.

“Aprecio la transparencia demostrada por la NSA para con el público estadounidense. No hay que tolerar ni un solo caso de uso negligente de este programa, y necesitamos una supervisión más robusta para garantizar la protección de la Constitución y la seguridad nacional”, explicó el senador.